ConPeques

En autocaravana con las peques

Como ya he comentado antes y muchos ya sabéis, teníamos unas ganas locas de volver a viajar en autocaravana con nuestras peques. Y ahora que hemos podido comprar la nueva, hemos podido salir de viaje.

Viajar con peques no es sólo posible, sino muy recomendable. Recuerdo cómo estimuló a Irene su primer viaje con 6 meses -2 ó 3 semanas en autocaravana por Zaragoza, La Rioja, Cantabria y Asturias- o lo que disfrutó por las playas de Cádiz y Huelva con año y medio. El viaje en general nos abre los ojos, cambia nuestra rutina diaria y nos enseña nuevos paisajes, nuevas formas de vida, nuevas gentes… y eso nos enriquece a todos, grandes o pequeños.

Viajar en autocaravana tiene sus ventajas y sus inconvenientes, aunque yo me quedo con las ventajas. Por un lado, lo tienes todo siempre a mano, puedes parar cuando haga falta para que las niñas vayan al baño o para preparar algo rápido de comer; puedes dormir en sitios que ni te imaginarías como una playa tranquila sin urbanizar (si no está prohibido expresamente), en el Cabo de San Vicente o qué sé yo… Y por supuesto, puedes viajar por una misma zona y pararte los días que quieras en un sitio o ir cambiando cada día de lugar e improvisar. Por otro lado, los espacios son reducidos, las niñas necesitan salir y desfogar cada cierto tiempo porque se cansan de estar dentro -por lo menos las mías, que unas veces se inventan un juego y pueden estar un rato muy entretenidas pero otras veces se ponen en plan destroyer y, o las sacas o te desmontan la autocaravana. De hecho, siendo tan nuevecita la nuestra, yo me ponía de los nervios cuando las veía con la emoción abriéndolo todo -incluso por la fuerza-, trayéndome cosas que no sabían de dónde podían haber sacado y que resultaban ser un tirador o un embellecedor…  Arhhh… Pero es normal: es una gran novedad para ellas y, dejando muy clarito lo que pueden y no pueden hacer, se controla bien.

Otra cuestión es lo que cansa a los niños estar muchas horas viajando. Hay que aprovechar sus horas de sueño para desplazarte y llevarte entretenimiento para el camino -comida y tecnología en nuestro caso: una llevaba la tele con películas y las otras hacían puzzles en el iPad- y así aguantan 2 horas y pico. Por tanto, si quieres hacer un viaje lejos tienes que calcular mucho tiempo en el trayecto y no pensar en que lo divertido empieza en el destino, sino que el recorrido hasta llegar allí debe tener algún aliciente e incluir alguna parada divertida. Además, varios días seguidos con muchas horas de viaje no se toleran bien, de ahí que nos planteáramos desde el principio parar en campings para echar un día de relax de vez de cuando entre tute y tute: tarde de piscina, de juegos por el camping y paseos sin tener que volver a conducir luego, etc. Eso era algo que antes apenas hacíamos -preferíamos ahorrarnos el camping y dormir en cualquier sitio-, pero que hemos visto que las niñas agradecen.

Para eso hace falta organizar el viaje: llevar un plan A, un plan B e incluso un plan C, y, por supuesto, estar abiertos a improvisar y a cambiar de planes ;-P Yo en este viaje cuando me preguntaban no sabía bien a dónde íbamos a ir ni lo que íbamos a ver: tenía muchas ideas (alguna de las cuales era casi imprescindible) y muchas notas hechas con links a campings, a páginas de turismo y de viajes con niños, a los que recurriría según en qué zona nos viniera bien parar. Y nos ha salido bien 🙂 Cuando iba de copiloto cogía el iPad (si me dejaban las niñas ;-P) y organizaba o buscaba sobre la marcha.

Y la experiencias nos ha encantado. Las niñas han tenido sus momentos como los hubieran tenido de no haber viajado, pero creo que han disfrutado de lo lindo y nosotros, que hemos preparado el viaje pensando en ellas, también.

4 Comentarios

  1. iassakka

    Qué guay.
    Se han despertado mis apetitos viajeros, y eso que este año están un poco dormidos. Una cosa curiosa; has dicho: “Cuando iba de copiloto cogía el iPad (si me dejaban las niñas ;-P) y organizaba o buscaba sobre la marcha”. Yo cuando iba de copi, hacía lo mismo pero con la Lonely y este año hemos tenido la novedad del ipod de Luisma, con lo que cuando pillabamos wifi podiamos conseguir información mucho más actualizada y especifica del area donde estabamos. Ahora bien que se pierde la gracia del viajar preguntando y entablando contacto con los oriundos. Pros y contras de las nuevas tecnologias.

    Me gusta mucho esta nueva sección, pero…..¿DÓNDE ESTÁN LAS FOTOS???????!!!!!!!!!!!!!!

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      No me deja cargar foto la wifi del hotel. Va lentísimo. Ya las cargaré, guapa. De hecho, estoy en ello con una y no hya forma :S

      Responder
  2. Pequeña planetaria

    ¡Qué alegría que os haya salido tan bien el viaje! La autocaravana nueva es una pasada, aunque a mi la anterior me flipaba 😀
    Estoy deseando leer la crónica del viaje y ver las fotillos ¿Porque va a haber, no?
    Un besito

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      Que sí, que sí, que habrá fotos 🙂 Aquí unas poquitas y en directo las que queráis…

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *