ConPeques

La Cueva de las Ventanas

Desde que le dijimos a Irene que íbamos a ir a ver Los Croods y le empezamos a enseñar tráilers y fotos, se entusiasmó con el tema de la Prehistoria y le empezaron a surgir preguntas “súper interesantes” -como ella decía- sobre el origen de las personas, cómo vivían  cómo fueron cambiando hasta llegar a como somos hoy, a qué jugaban, dónde vivían, cómo se vestían y mil preguntas más, que hemos ido respondiendo con cuentos cada noche, con fotos, vídeos, episodios de “Érase una vez el hombre” y con la película de Los Croods, claro, que fuimos a ver el domingo. Y que está muy bien, por cierto: mezcla algo de historia con mucha fantasía y, como siempre, introduce muchos guiños para los adultos, que seguramente los peques no percibirán, pero que se divierten igualmente. No obstante, mi grande se puso un poco mimosa en un momento dado en el que le pasa algo al papá de la familia troglodita y corrió a sentarse con su papi corriendo para abrazarlo y quererlo mucho.

Los-Croods-portada

Bueno, el caso es que para rematar el monográfico de Prehistoria, se nos ha ocurrido ir a visitar una de las cuevas que hay en nuestra provincia de Granada, la Cueva de las Ventanas, situada en el pueblo de Píñar -a 45 km. de la capital-, con restos arqueológicos y en una zona llena de historia, puesto que cerca se encuentra uno de los yacimientos más importantes en lo que se refiere a hombre de Nearndertal: la cueva de la Carihuela, que no es accesible al público general. Y por supuesto, a poco más de 100 km. se encuentran los restos de Venta Micena del hombre de Orce, los más antiguos restos humanos de Europa.

Cueva Ventanas2

En la Cueva de las Ventanas se han encontrado restos arqueológicos de más de 20.000 años de antigüedad -del Paleolítico, el Neolítico y la edad de bronce- además de restos de animales prehistóricos y de hienas. Además, ha sido ocupada a lo largo de la historia por los visigodos, los árabes e incluso por la gente del pueblo en la guerra civil. Es decir, que ha estado abierta y expuesta a lo largo de la historia y, aun así se conserva de manera espectacular. Está constituida por varias salas a distintas alturas que presentan una temperatura prácticamente constante -de unos 13º- siendo agradable la visita durante todo el año, aunque se recomienda un gorro o capucha, porque “llueve” a menudo, de ahí las impresionantes y curiosas formas creadas por estalactitas y estalagmitas. 

Trenecito Piñar

Para llegar a la cueva en primer lugar hay que pasar por el ayuntamiento de Píñar, donde está ubicada la Oficina de Turismo y donde se pueden comprar las entradas para la visita, que es guiada y que incluye el desplazamiento hasta la cueva en un trenecito, que ya constituye un atractivo en sí mismo para las peques. El precio de la entrada es de 8€/adultos, 5€/niños de 3-12 años, menores de 3 años: gratis. Además, en el ayuntamiento se puede visitar una sala con algunas muestras de los restos arqueológicos hallados en la cueva: armas, herramientas, vasijas, etc. que nos pueden servir para ir explicando a los peques lo que vamos a ver. Las salidas se producen cada hora en punto desde la misma puerta del ayuntamiento (10-13 h. y 16-19 h. aunque la última visita, la de las 19 h., a veces no se realiza por falta de luz)y la visita acaba en el mismo punto aproximadamente una hora después.

Acceso Cueva ventanas

Después del paseo en trenecito desde el que puedes disfrutar de los paisajes de la zona, llegamos a la cueva, cuyo nombre procede del acceso a la misma, compuesto por tres ventanas grandes que permitían iluminar una amplia sala de unos 60m. de longitud, donde se supone que se hacía la mayor parte de la vida de los que habitaron la cueva a lo largo de la prehistoria. Dispuesta de modo didáctico, se han representado a lo largo de esta primera sala, una serie de escenas de la vida cotidiana: el trabajo de la piedra, la fabricación de herramientas, el tratamiento de las pieles y, más adelante, la fabricación de telas, de metales y de alimentos elaborados, tras pasar de poblaciones nómadas cazadoras y recolectoras a asentamientos estables. El camino, totalmente transitable con carrito (hay una escalera al final del recorrido, pero como éste es circular, se podría acceder también por rampa de salida), recorre las principales salas: el cementerio, con algunas muestras de enterramientos, así como otras escenas de pintura (de las que apenas se conservan restos, aunque hay constancia de ellas en cuevas vecinas, y el barranco final de la visita guiada, que acaba en un gran espacio que, por su acústica, ha sido adaptado como auditorio en verano. A partir de ahí, la cueva continúa, pero para expertos y para practicar espeleología. El sitio es espectacular: las formaciones de la piedra son sugerentes y creativas, y es tan grande que te sumerges literalmente en historia al recorrerla. Y a los peques sin duda les encantará (bueno, mis gemelas estaba un poco dispersas, pero aún así han disfrutado de la visita).

Cueva Ventanas

Así que, si tenéis ocasión, id a descubrir este espacio natural plagado de (pre)historia.

11 Comentarios

  1. Javi

    La verdad es que es un sitio muy recomendable para ir con niños. Y muy cerquita de Granada. Nosotros lo visitamos hace algún tiempo con nuestra hija mayor y le gustó mucho.

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      Sí, es que es muy accesible, y mezcla historia, naturaleza, y es normal que sea tan atractivo para los peques.

      Responder
  2. maria

    pero que bonito!!! A ver si sacamoa in hueco para ir en estas fiestas. Gracias!!!!

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      Pues es una buena opción. Esta chulísima. Hoy creíamos que nos llovería y ha hecho un día estupendo. De todas formas, aunque llueva, en el tren no te mojas y allí dentro… en realidad sí, pero tanto si llueve fuera como si no 😉

      Responder
  3. Inma

    Nosotros fuimos hace ya bastante tiempo y nos encantó. Tenemos que ir de nuevo con nuestros peques.

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      Has hablado en plural? Qué guay! Jijiji. Entonces después del verano, no?

      Responder
  4. Beatriz

    Es una de mis excursiones favoritas en Granada. Gracias por la información tan detallada. Ya sois unos imprescinciles en nuestro facebook 😉

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      Ohhh, muchas gracias. Me siento halagada… ¡qué ilusión que os venga bien!

      Responder
  5. Pingback: Escapada veraniega sobre ruedas a Cantabria | Ideas para salir con peques

  6. Maria

    Quería darte las gracias a través de tu blog por toda esta información ya que esta Semana Santa hemos visitado la Cueva de las Ventanas y nos ha encantado. Gracias a toda esta información detallada casi no hemos tenido que planificar esta escapada. ¡Así da gusto! Por si interesa a otros visitantes, nosotros nos quedamos a comer en un Restaurante- Granja Escuela que hay en Piñar y que se llama El Castillo. Fue muy agradable porque puedes comer al exterior o al interior. Y en el exterior, mientras los mayores terminan de comer, los pequeños tienen una cabaña india donde jugar. Además nuestros peques participaron en un taller gratuito de pintura rupestre y crearon sus propios pinceles. Y también vieron los animales de la granja escuela. Con lo que, sumado a la visita por la mañana a la Cueva de las Ventanas, fue una escapada de lo más completa.
    Los del restaurante también gestionan las entradas a la cueva de las ventanas y nos dijeron que si hubiéramos comprado las entradas allí, las bebidas saldrían gratis. Pero vamos, el precio, unos 12 euros adulto, 4 euros niños, era asequible.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias María! Me alegro mucho de que fuerais y de que os gustara! ¡Y qué bien lo del restaurante! Había visto que existía y que organizaba actividades, pero justo el día que fuimos estaba cerrado. Si no, hubiéramos ido. Y ahora que has comentado lo de las entradas, sí volvemos las compraremos allí. 😉

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.