ConPeques

Por las Tablas de Daimiel en autocaravana

Este fin de semana yo tenía un minipuente porque era fiesta en el pueblo donde trabajo y, ya que llevábamos un invierno duro sin haber podido salir con la autocaravana con los fríos y las lluvias -incluida la Semana Santa- , teníamos el mono y no podíamos desaprovechar  este fin de semana largo. Yo tenía muchas granas de ir a las Tablas de Daimiel, que después de este año tan lluvioso tenían que estar espectaculares, y a Almagro a ver el Corral de Comedias mejor conservado del país y que enseño cada año a mis alumnos en fotos cuando estudiamos el teatro del Siglo de Oro. Y -cais todo- eso hicimos. Con un añadido pensando en las niñas.

Resulta que cuando le conté a Irene que íbamos a ir a un parque natural en el que íbamos a ver patos, cigüeñas y demás aves, va la niña y me dice que lo que ella quiere ver es animales de granja. Y yo, aunque me quedé con cara de pez, no puedo evitar darle gustos de ese tipo a mis niñas, así que me puse a buscar granjas-escuela por la zona. Y encontré una: la Granja Escuela Orea, a las afueras de Ciudad Real, donde admiten visitas familiares a 2€ por persona.

Granja Orea1

Y ese fue nuestro primer destino, aprovechando que hacía bueno y no sabíamos cómo iría evolucionado el fin de semana. En primer lugar, un sitio precioso para aparcar con la autocaravana en una zona de césped: daban ganas de acampar allí. Y en segundo lugar, un espacio especialmente preparado para niños, con columpios y animales de todo tipo. Al ir en un día laborable, encontramos un grupo de escolares que estaban pasando el día en la granja y se ve que lo tienen muy bien organizado con actividades de todo tipo para ellos. La visita familiar, sin embargo, es más libre: puedes pasear y ver los animales a tu aire. El gran atractivo del día fueron unos cachorrillos de unas dos semanas que enamoraron a las niñas y de los que no se querían separar. ero también vieron cabras, gallinas, una oca con sus polluelos amarillitos chiquitines, ciervos, avestruces, cerdos y caballos. Además, pudieron montar un ratito en pony y en burro, así que ellas más que felices.

Granja Orea2

De allí, nos fuimos a Damiel, a media hora, aunque el pueblo no es gran cosa: tiene algunas iglesias bonitas y plazas con columpios y aprovechamos para merendar allí, pero nuestro objetivo era ir a pernoctar a Centro de Visitantes de las Tablas de Daimiel, pues habíamos leído que estaba permitido, llamando por teléfono y rellenando un formulario al llegar (si llegas después de las 8, puede rellenarlo por la mañana). Cuando llegamos, de hecho, nos dijeron, que como haya tanta demanda van a tener de limitar el acceso de las autocaravanas (ese día les había llamado un grupo de 50 vehículos y tuvieron que decir que no, pues no hay tanto espacio). 

Pasarelas Daimiel

Lo bueno de quedarse allí es que puedes disfrutar del precioso atardecer, dormir en un entorno inmejorable y despertarte ya en el sitio para recorrer algunos de los itinerarios propuestos, de dificultad baja y de entre 1’5-4 km. Los recorridos se pueden hacer por libre o contratando servicios de visitas guiadas a pie o en 4×4. Incluso organizan visitas especiales para familias con material didáctico, prismáticos, etc. (Precio: 10 €/adulto, 5€/niños (4-12 años):

Tablas de Daimiel

  • Itinerario de la Isla del Pan (amarillo): Este itinerario es el mas conocido del Parque Nacional, y el que hicimos nosotros ya que se adentra en el mismo a través de una serie de pasarelas de madera que sirven para saltar de isla en isla. Alberga en su interior un aviario denominado Laguna de Aclimatación, donde se puede observar una nutrida representación de aves propias de los humedales.Es de recorrido circular, completamente llano y muy cómodo de realizar, incluso con carrito.
    Distancia: 2,5 Kilómetros     Dificultad: Baja    Accesibilidad: Adaptado (parte)     Duración: 1,5 horas.
  • Itinerario de la Laguna Permanente (rojo) Es un itinerario que recorre un sendero hacía la entrada del río Guadiana, en el que se pueden encontrar observatorios para contemplar las aves que se encuentran en la laguna permanente. Además, se puede llegar a él desde el itinerario de la Isla de Pan.Distancia: 1,5 Kilómetros     Dificultad: Baja   Accesibilidad: Adaptado (parte)     Duración: 1 horas.
  • Itinerario de la Torre de Prado Ancho (azul): Se trata de un trayecto de tipo lineal que te lleva a la parte norte del Parque y en el que se encuentran varios observatorios para poder ver aves y dede el que se pueden contemplar preciosas panorámicas del humedal.

            Distancia: 4 Kilómetros     Dificultad: Baja     Accesibilidad: Adaptado (parte)     Duración: 2,5 horas.

Tablas de Daimiel Niñas

También es interesante hacer una parada en el Molino de Molemocho, al que se llega desde un amplio aparcamiento señalizado y a través de un sendero desde el que se tienen preciosas vistas de los humedales y de los nidos de las cigüeñas. Se trata de un antiguo molino en el que te explican el funcionamiento del mismo y la forma de vida de los habitantes de la zona, dependientes del río y de las lluvias para subsistir.

De las Tablas de Daimiel nos dirigimos a Almagro.  Habíamos leído que recomendaban una zona para aparcar tras el Parador. La verdad es que esa zona es muy tranquila, aunque no es un auténtico aparcamiento, lo que pasa es que las calles son anchas, no tienen mucho tráfico y están muy cerca de un parque muy bonito al que ir con los niños. Si preferís no aparcar en la calle, al otro lado de este parque hay unos aparcamientos anchos, perfectos para autocaravanas. Y como el pueblo es pequeño, no son grandes distancias las que hay que recorrer andando: sería un paseo agradable.

Almagro

Por desgracia, no pudimos ver mucho de la ciudad. Llegamos el sábado por la tarde-noche y nos dimos un paseo a la Plaza Mayor, que es una maravilla, y en torno a la cual se pueden encontrar los centros de interés de la población: la oficina de turismo, el Corral de Comedias, el Museo Nacional del Teatro, etc. que obviamente ya estaban cerrados. Decidimos volver a la mañana siguiente a visitar el corral de comedias, en el que hacen visitas dramatizadas, pero la mañana despertó gris y fría, muy fría. Estuvimos haciendo un poco de tiempo por si cambiaba el tiempo. De hecho, cuando dejó de llover, nos preparamos para salir a la calle, pero las manos se nos congelaban y era un sufrimiento innecesario para las niñas. Así que preferimos recoger y volver a casa, disfrutando de la nieve que caía por el camino… Ya sabéis que esta primavera está siendo bastante peculiar… Así que, igual que Córdoba la última vez, Almagro también se nos ha quedado a medias, por lo que volveremos, seguro. Está en la zona de la Ruta del Quijote, que quiero hacer con más tiempo en algún momento, así que ahí queda pendiente.

Plaza Mayor Almagro

En resumen, una escapada perfecta para hacerla con peques: tranquila y relajada -todo lo que nos lo pueden permitir las niñas, claro- , sin grandes objetivos, ni prisas, que es lo que te permite disfrutar en familia de nuevos lugares.

7 Comentarios

  1. iassakka

    ¡Qué guay! La verdad es que con la inclusión de la granja escuela organizaste una escapada super completa!. Me dan ganas de volver a ver las tablas. Cuando fuimos nosotros la sensación era de abandono y fragilidad. Las lagunas apenas tenían agua y por ejemplo las torres de observación estaban en un estado lamentable. Los carteles informativos hablaban de desecación y extinción y en general daba sensación de que las tablas tenían los días contados. ¡Es una alegría saber que las cosas están cambiando!

    Responder
    1. MMar

      Yo recuerdo haber visto las noticias hace unos años y haber pensado que no las vería nunca en este estado. Por eso, en cuanto vi el año tan lluvioso que había hecho, pensé en este destino… Sin embargo, la idea de fragilidad y de dependencia sigue de fondo en la zona. Los vídeos y salas informativas recuerdan esa nefasta época porque podría volver a ocurrir… Esperemos que no.

      Responder
  2. Inma

    Qué suerte tienen estas niñas de teneros como padres!!!

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      Upss… gracias… Me sonrojo 🙂

      Responder
  3. Sartenada

    Muy interesante!

    Responder
    1. MMar (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias!

      Responder
  4. Pingback: Cinco escapadas nacionales con peques | ConPeques

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.