ConPeques

Cabárceno: el paraíso de las familias en autocaravana

Éste era uno de los puntos centrales de nuestra visita a Cantabria. Sabíamos que gustaría mucho a las niñas poder ver a los animales y a nosotros nos daba cierto alivio pensar que no los veríamos en espacio tan reducidos como se ven en los zoos convencionales. Y la llegada al pueblo del mismo nombre no pudo ser más impresionante: la zona en la que están los elefantes se puede contemplar desde el mismo pueblo, por lo que la niñas llegaron ya entusiasmadas.

Área Lago Acebo

Además, habíamos visto por internet que allí mismo había un área de descarga para autocaravanas y aparcamientos para pernoctar junto a un lago. Pero, aunque la descripción sonara bien, de verdad que no nos podíamos imaginar el sitio tan espectacular en el que íbamos a pasar las siguientes dos noches: una amplia zona de aparcamiento tranquila, a las afueras del pueblo, con acceso directo a una zona de césped y árboles que llevaban directos a un lago, el Lago del Acebo, lleno de aves acuáticas y algún que otro cangrejo juguetón. Varias caravanas estaban ya allí, con sus mesas y sus sillas en la hierba, tranquilamente a  la sombra. Nosotros, claro, los imitamos y las niñas fueron directas al lago a ver los patos.

Lago Acebo

Al día siguiente, teníamos planificada nuestra visita al Parque de Cabárceno, que se hace en vehículos individuales por unas carreteras con los itinerarios marcados por los que vas llegando a los diferentes recintos donde viven los animales. De todas formas, a la entrada te proporcionan varios mapas para orientarte y planificar la visita teniendo en cuenta también los horarios de los espectáculos de los leones marinos y de las rapaces. Además, unos vecinos de autocaravana nos dieron un gran consejo: en el restaurante del pueblo de “Los Elefantes” te venden las entradas del Parque con un 10% de descuento (lo cual se agradece, pues son caras: 24 €/adulto, 14 €/infantil, menores de 6 años: gratis) y además te regalan una audioguía para ponerla en el lector de cd’s del vehículo con breves explicaciones sobre los animales que puedes ir escuchando entre un recinto y otro. Nosotros, además, aprovechamos para salir a comer en ese mismo restaurante (con el ticket de entrada puedes entrar y salir cuantas veces quieras en el mismo día hasta las 19’00 h.) pues disponía de un amplio salón, una terraza con vistas y una zona de juegos para los más peques.  Y nos vino bien que las niñas desconectaran porque estaban muy cansadas y recuperaron fuerzas para seguir viendo animales por la tarde con ganas renovadas.

Cabárceno Animales

En el ránking de las anécdotas de la visita nos quedamos con:

El mono *#@* zampándose la ardilla

El mono *#@* zampándose la ardilla

:

  • La más traumática: la caída de la ardilla de peluche de Irene al recinto de los monos papiones. Un mono recibió con entusiasmo el objeto entre sus brazos, lo observó, vio su ojo reluciente y se lo llevó a la boca para comérselo y, al ver que no era comestible, lo escupió y dejó abandonado al pobre animalillo, mientras nuestra niña lloraba desconsoladamente, con un fondo de una cuantas risas de la gente que nos rodeaba (incluido el Papi Feliz, que no podía evitarlo)otras
  • La más divertida: el espectáculo de leones marinos en celo,
    El León Marino a lo suyo. Pasando de todo

    El León Marino a lo suyo. Pasando de todo

    que se negaban a obedecer a sus cuidadores porque tenían otras cosas en la cabeza y aún así, los profesionales nos hicieron pasar un buen rato 😉

  • La más tierna: contemplar a la mamá gorila con su bebé recién nacido colgado de su pecho.
  • La más cercana a los animales: las jirafas que se acercaban a donde estaba la gente para que las pudiéramos fotografiar.
  • La más emocionante: observar los carteles de “Peligro. Animales sueltos. No bajarse del vehículo” y ver en total libertad las manadas de ciervos atravesando tranquilamente la carretera a tu alrededor.
  • La más relajante: el pic-nic de por la tarde en la zonaPicnic de mesas y columpios con el paseo final por la zona de los animales de granja.

Una visita muy recomendable, a pesar del precio… Si vais con niños antes de que cumplan los 6 años, mejor 😉 Y el sitio para pernoctar: una pasada, aunque no vayas a visitar el Parque es perfecto.

16 Comentarios

  1. PapiFeliz

    Realmente el sitio superó mis expectativas, estuvimos super a gusto, lo único que debo comentar es que ciertamente me reía.. pero antes le gritaba al mono para que no se la comiese… intentamos recuperarla por todos los medios pero finalmente no fue posible… una pena…

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Sí, ¡pero te reías! En fin, ya se le pasó. Ahora intentaremos buscar una ardillita parecida… Ains, qué pequeña es 🙂

      Responder
  2. liamenamorr

    Seguro que Irene recuerda mas a los animales en libertad y las vivencias con sus hermanitas que la perdida de su ardillita. No os preocupeis por eso, el viaje no lo olvidaran jamas y la ardillita puede ser reemplazada por otro muñeco que ella elija. Maravillosas las fotografias

    Responder
    1. Mmar

      Claro que sí. Quedará como una anécdota más… Pero lo de que le arrancarán el ojo la traumatizó un poquito…

      Responder
  3. Marcelino

    ¡Pero qué suerte tienen estas niñas primorosas de tener unos padres tan aventureros!
    ¡Y qué suerte tienen encontrando esos parajes tan maravillosos para pasar la noche!
    Por último, las fotos lo dicen todo, ¡Magnífico lugar!

    Responder
    1. Mmar

      Jijiji. El sitio nos encantó. Menos mal que hay gente que comparte esos descubrimientos para que los demás los encontremos 🙂

      Responder
  4. muebles hosteleria

    He leido vuestro post con mucha atecion y me ha parecido ameno ademas de claro en su contenido. No dejeis de cuidar este blog es buena.
    Saludos

    Responder
  5. Pingback: Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un observatorio privilegiado de la vida salvaje | ACEnruta

  6. Pingback: De Cabárceno a un txoko - ACmos Lo Que Nos Gusta

  7. Lydia padresenpañales

    Hola!! Entrasteis por cabarceno con la autocaravana? Estamos pensando en ir con una, y tu respuesta me sería de ayuda, gracias!!

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Sí! Entramos y lo recorrimos con ella. Y sólo había una parte de limitación de altura (porque hay un túnel) a la altura de los lobos, así que aparcamos y nos acercamos andando.
      Super recomendable!! Ya me contareis!

      Responder
  8. José Pablo

    Hola, me gustaría saber si la visita al parque la hicisteis a bordo de vuestra AC, vamos, que si no hay problemas para circular con ellas por el parque. Quisiera ir la primera semana de julio, y como he visto que se realiza en coche hasta los parking…

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Hola, José Pablo. No hay ningún problema para entrar con la AC en el parque. Nosotros fuimos con ella y sólo encontramos una limitación de altura en un tramo que tenía otro itinerario alternativo. Estaba en la zona de los lobos, y lo que hicimos fue aparcarla y dar un paseo para pasar por el túnel por el que no hubiéramos podido pasar.
      Por lo demás, ningún problema. Al contrario. ¡Es totalmente recomendable!.
      ¡Buen viaje!

      Responder
      1. José Pablo

        Muchísimas gracias!! Tenemos pensado ir con dos peques, de 5 y 1 años, y el mayor está ilusionado!!

        Responder
  9. Idoia

    Hola ! Una duda: se puede hacer la visita con la autocaravana como vehiculo? Gracias! Fabtastico post!

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Sí, ¡se puede y se debe! El parque es muy grande y hay que recorrerlo con vehículo propio. Solo hay una parte en la que hay imitación de altura, pero está advertido y se propone recorrido alternativo.
      Gracias a ti por pasar por aquí 🙂

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *