ConPeques

Jugando en la playa con peques

La playa es el paraíso para los peques. De hecho, hasta hace poco pensaba que su cuerpo estaba genéticamente programado para adorar la playa. Sin embargo, últimamente me he encontrado tanto en  la blogosfera como en la vida real varios casos de niños a los que no les gusta eso de llenarse de arena y a los que les da respeto esa inmensidad que es el mar. En realidad, creo que es una actitud normal, sobre todo al principio, y que en cuanto descubren las posibilidades que ofrecen la arena y las olas, se olvidan de esos temores. Por lo menos, a mis niñas les encanta e incluso el año pasado en nuestro viaje hasta los Pirineos, cuando Irene se puso mala, no se recuperó hasta que pisó la arena… Tiene también ese poder sanador.Playa con peques

Nosotros, que tenemos la suerte de poder disfrutar de la playa durante todo un mes, la alternamos bastante con la piscina, pero la verdad es que la playa da mucho más juego. Según el tipo de playa –si es de arena fina, de piedras, mixta, con algas, rocosa, etc.- se pueden inventar distintos tipos de juegos para amenizar la jornada. Está claro que lo de tumbarse a leer disfrutando de la brisa marina no es mi principal actividad playera. Todo llegará, cuando sean mis niñas las que no quieran jugar conmigo… Mientras tanto, hay que aprovechar. Ains…

Aquí os dejo algunos de los juegos con los que hemos disfrutado con ellas:

  1. Castillos de arena. Éste es, quizás el más obvio. Yo no he conseguido hacer grandes fortalezas con ellas, pues su mayor diversión de momento es destrozar nuestras creaciones, pero bueno, sólo desmoldar ya es divertido y, en algunas ocasiones, incluso llegan a decorar los torreones con alguna piedra o alguna pluma perdida de gaviota.
  2. Cocinitas. Es un juego simbólico recurrente tanto en la playa como en casa, en el cole, o en el parque, pero la playa proporciona materiales diferentes: arena, piedras, agua, conchas, caracolas, algas… En Playa de Ajo, jugaron a hacer maki-sushi con arena y algas, en La Herradura, hacen menús completos con todo tipo de comida y nos tienen entretenidos y alimentados a toda la familia y alrededores.
  3. Buscar piedras/conchas bonitas. Pasear por la orilla y recoger pequeños tesoros que nos regala el mar: piedras, cristalitos, caracolas, etc. Por las playas de Cádiz y Huelva recogíamos conchitas de todos los tamaños y colores que luego guardamos en botes; en La Herradura buscamos piedras bonitas que luego pintamos en casa para regalar a sus amiguitos del cole, a los que están ya deseando volver a ver.
  4. Descubrir la vida de las rocas. Otro paseo muy divertido es recorrer las zonas rocosas de las playas, donde se pueden encontrar cangrejos, mejillones y mil cosas más. Este verano, mis niñas fliparon en Cantabria con la cantidad de cangrejos que encontraron y bautizaron a uno de ellos: Cangripincitas, al que luego dejaron cuidadosamente donde lo encontraron, para que no se pusiera triste su familia.Ajo Playa
  5. Enterrarse en arena. Esto puede tener múltiples variantes: hacer que desaparezcan algunas partes de su cuerpo –algo realmente sorprendente en el caso de bebés-, hacer que los enterremos, crear nuevas partes de su cuerpo –como una cola de sirena o unos grandes pechos a papá- o enterrarnos a nosotros.Sirenas de arena
  6. Construir obras de ingeniería de caminos, canales y puertos. Nada tan divertido como cavar y hacer pozas o piscinas –perfectas también para que chapoteen los bebés-, crear canales que intercomuniquen las pozas y túneles de castillo a castillo, por los que vaya entrad el agua que trae las olas.
  7. Dibujar pinturas rupestres. Desde antes de la afición de mis niñas a la prehistoria ya nos pintábamos cada verano cogiendo algún resto de piedra procedente de algún ladrillo, ya redondeado, machacado sobre una piedra grande y plana. Con un poco de agua se crea una suave masa rojiza con la que nos pintamos los cuerpos. Nosotros buscamos diseños fáciles como estrellas, lunas, soles, espirales, pero también alguna escena de caza, sirenas o lo que me pidan y sea capaz de hacer con el dedo.Pinturas rupestres de playa
  8. Dibujar en la arena. Si la playa es de arena, es muy divertido dibujar en el rompeolas, o escribir nuestros nombres y ver cómo luego una ola simpática los borra.
  9. Correr y saltar por la arena. Hacer carreras en la arena, saltar desde una línea, hacer volteretas (si no hay piedras, ojo) para que se note nuestro pasado deportista y les pique el gusanillo.
  10. Nadar y bucear. Y claro, en la playa habrá que bañarse, ¿no? Tanto si los peques saben nadar como si no, pueden disfrutar jugando con las olas, corriendo y saltándolas, pueden buscar peces cuando el agua es transparente incluso sin gafas de bucear y pueden nadar con nosotros.

Y vosotros, ¿qué añadiríais a la lista? ¿Con qué otros juegos os entretenéis en la playa?

12 Comentarios

  1. Pequeña planetaria

    Qué bonito artículo!
    Nuestro juego preferido de pequeñas era “los naufrafos”. Qué reunía algunos de los que propones.
    Creo que se te olvida decir que también es importante tener una mami tan guay como tú que les enseñe a disfrutar y sacarle todo el partido a la playa.
    Un besazo!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Gracias, Pequeña. La verdad es que aunque a veces eches de menos un ratito de relax en la playa o de charla con la gente, es divertido jugar con ellos y compartir esos momentos. Y bueno, algún momento de calma también te dejan cuando juegan entre ellas o con otros peques.

      Responder
  2. caperucitarojayunomas

    Ay… leyendo el comentario que te han dejado. Estoy de acuerdo, hace falta una mami tan guay como tu cerca para aprender a amar la playa!!! Besitos

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Caperucita! ¡Qué alegría verte por aquí! Muchas gracias por tu comentario tan cariñoso… Y no te vayas durante tanto tiempo, que ya te echaba de menos….

      Responder
      1. caperucitarojayunomas

        Ay…. lo se, lo se… estoy en ello. Besitos!!!

        Responder
  3. papifeliz

    Lo que decís es totalmente cierto, todo esto no es posible sin una super mami tan activa y creativa como la que tenemos en nuestra familia.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Jooo, hoy me vais a poner muy ternita… Cuántos comentarios bonitos. Muchas gracias. (Lagrimita) TQ.

      Responder
      1. papifeliz

        No son ni la mitad de los que te mereces. Supermami.

        Responder
  4. mfac2002

    ¡Buen decálogo para divertirse en el verano!
    Siempre es importante tener recursos múltiples para que las niñas tengan variada ocupación.
    ¡Felicidades a esa súpermami!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias! Pero esos abuelos playeros tienen también muchos recursos para jugar con sus nietas, ¿verdad? 😉

      Responder
  5. maria

    Ualaaa! Que lista mas completa. Esta genial. Para niños mas grandes, yo añadiria lo que haciamos mis primos y yo: trampas. Es algo mas chungo pero te echas unas risas. En un triangulo imaginario, haces 3agujeros, uno en cada extremo. Los haces conectar bajo tierra procurando que la superficie quede intacta. Cuando pase alguien por encima, se le hunde el pie. Pero vamos, sin mayores consecuencias 😉

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Qué malignos! Jajaja

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.