ConPeques

Viajar con la tribu

Cuando nos hacemos padres nuestra vida cambia. Eso es evidente. Lo hemos leido. Nos lo han contado. Lo hemos vivido. Cambian tantos aspectos de nuestra vida que a veces uno piensa qué quedó de su vida anterior… Esto, aunque pueda sonar melancólico o negativo, es todo lo contrario. La vida cambia, pero para mejor… y en muchos aspectos.

Tribu Juegos

Una de las cosas que mejoran es conocer a nuevas personas, otros padres y madres, otras familias, con las que compartir tus inquietudes, tus dudas, tus alegrías, tus momentos de desesperación y de emoción… la crianza, en definitiva. En muchas páginas sobre maternidad mencionan a menudo un proverbio africano que dice que «Para criar un niño hace falta una tribu«, es decir, un núcleo de personas que no tiene por qué ser muy extenso en el que se confíe con el que compartir la crianza. Pueden ser los padres, los abuelos, un grupo de crianza… o un grupo de amigos. Nosotros, en verdad, contamos con los abuelos para todo lo que queramos y más. Sabemos que siempre están y estarán ahí dispuestos a ayudar -a veces de más… 😉 – (que no se me ofendan). Pero nuestra tribu -si la puedo llamar así- nació espontáneamente. Nuestros amigos de toda la vida no tenían niños -o no estaban cerca como para vernos a menudo- y aunque nos encantara estar con ellos -y la mayoría de la veces intentaran facilitarnos las cosas para quedar y vernos-, la verdad es que nuestros horarios y nuestros ritmos eran diferentes. Hoy ya son papás algunos de ellos y estamos recuperando experiencias para hacer con peques, lo que me hace mucha ilusión, pero ya he ganado otra tribu a la que quiero mucho.

Tribu Excursiones

Todo comenzó un día, después de recoger a las niñas de la escuela infantil a la que las llevábamos, en que nos paramos a jugar un rato en uno de los patios tan agradables que tenían con otras dos niñas y sus respectivas madres. Solíamos coincidir con ellas a la hora de recogida, pero aquella vez nos detuvimos, nos relajamos y dejamos que jugaran. Aquel día llevaba unas galletas, que repartimos, y fue la primera vez que «merendamos» juntos. A partir de ahí, casi todos los días nos quedábamos a jugar hasta la hora de la merienda, que ya nos traíamos preparada de casa, lo que se convirtió en una sana costumbre y en unas horas de charla y juego entre las niñas y los padres. Así conocimos a «nuestros amigos con hijos» o «los amigos de Alquería», como los llamábamos cuando hablábamos de ellos a nuestros «otros amigos». La costumbre duró toda la primavera y ya a final de curso sentíamos la necesidad de quedar fuera del cole y de vernos. De hecho, cuando una de las familias cambió de centro, intentamos seguir quedando a otras horas y en otros sitios: casas, parques y, sobre todo, en el campo. A lo largo de ese curso, otra familia se unió al núcleo duro de nuestras quedadas y al año siguiente, otra más. Hoy somos un total de cinco familias: 9 adultos y 12 peques que van entre los 5 años y los 9 meses. Curiosamente, éramos todas familias cuya hija mayor estaba en la misma clase y que luego tuvieron una segunda o incluso un tercera hija (casi que tengo que hablar en femenino porque de los 12 peques ¡sólo hay un niño!). Ése es nuestro gran vínculo que se suma -claro está- a las ganas de quedar, compartir tiempo en familia y con otros niños y salir de excursión, a pesar de que en otros muchos aspectos somos muy diferentes (y alguno sonreirá al leer esto que, claro, va con toda la intención).

Excursiones Tribu

De excursión por el río Castril

Una de las grandes ventajas de una tribu es que confiamos los unos en los otros, lo que te permite quedar y que, mientras uno o dos adultos están con las peques, los otros puedan relajarse un poco y charlar o descansar… o que no te dé pereza salir sola con las tres niñas porque con ellos vas a encontrar quien te pueda echar una mano si lo necesitas. Y de estos momentos nace la amistad y, de ahí, las ganas de viajar juntos.

No es que hayamos hecho grandes viajes juntos -aunque quién sabe lo que nos deparará el futuro… ;)- pero sí que hemos hecho algunas escapadas de las que encantan a las niñas -dormir juntas, fiesta de pijamas de esas que ven en la tele, despertarse juntas, búsquedas del tesoro…-  y a los mayores -excursiones, playa y demás-.

Tribu Monsul

El año pasado nos fuimos en Semana Santa a una gran casa rural en Castril, al norte de la provincia de Granada, desde donde pudimos hacer unas excursiones chulísimas y donde lo pasamos genial. Y a principios de este verano nos fuimos de nuevo a una casa rural a Cabo de Gata, en el Camping Los Escullos, donde repetimos las búsquedas de tesoros, nos disfrazamos de piratas, nos bañamos en la piscina y disfrutamos de las preciosas playas de la zona: Mónsul y Las Negras. Son experiencias muy bonitas, de convivencia y de respeto, de tensiones a veces, pero muy positivas siempre al final. Merece la pena compartir estos momentos y viajar con nuestros hijos y  amigos. Para nosotros, la opción de la casa rural es la más idónea para tener un espacio propio para  nuestros inventos, sin molestar a nadie, y poder preparar la comida para los bebés y con habitaciones para que las niñas duerman juntas… No es fácil encontrar casas para gran des grupos, pero existen buscadores en los que aparecen esos criterios de búsqueda (grupos y con niños) que son de gran ayuda. Ya hemos probado dos, pero creo que seguiremos experimentando.

Convivencia Tribu

Así que… ¿Cuándo repetimos?

13 Comentarios

  1. Olga

    Mmar…no puedo explicar con palabras lo que he sentido al leer ésto. Tengo un nudillo en el estómago…
    Decirte que cada día me alegro más y más y más de haberme quedado esas tardes en el cole, de esas meriendas sanas, sanísimas en las que unas aprendíamos de otras, en la que veíamos y sentíamos a nuestras niños crecer…y digo sentíamos porque Marco estuvo también en el patio, creciendo en mi barriguita aún con mi pierna escayolada.
    Gracias a todos chicos y gracias a ti Mmar porque me has hecho reflexionar un poquito más en lo importante que habéis sido y sois para mí, por el apoyo que habéis supuesto en los momentos malos y por lo bien que lo pasamos en los momentos buenos. Os quiero un montón TRIBU 😉

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias, guapa! Me alegro de que te haya gustado. Escribí este texto hace unos días y estuve dudando si publicarlo o no… Al final, me he lanzado, porque en él me expreso con el corazón, contando lo que siento por vosotros y lo que me alegro de habernos conocido y haber compartido con vosotros tantos momentos… ¡Y los que quedan!

      Responder
  2. Inma

    Qué bonito este concepto de tribu!!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Es precioso, ¿verdad? Es como volver a los orígenes, en comunidad, ayudándonos unos a otros y, sobre todo, compartiendo vivencias, disfrutando de esos momentos y aprendiendo de ellos y de las personas que nos rodean.

      Responder
  3. mlms2002

    Precioso. Me ha encantado.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias!

      Responder
  4. Marcelino

    Hoy me siento especialmente contento con tu narración y te felicito por tu forma de hacer que quienes leemos tus relatos disfrutemos de esos momentos que habéis vivido, como si fuésemos también protagonistas. Gracias.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Es que lo sois!

      Responder
  5. Viajares Daniel Ruiz (@viajares)

    Me identifico con este relato pues en mi caso también disfruto de un grupo de padres y madres que hacemos actividades y salidas. Todo empezó con poca y ahora es algo maravilloso.
    Saludos
    Daniel

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¿Verdad? Surge sin planearlo y ahora es raro hacer planes sin ellos. Y me encanta que sea así 🙂
      ¡Muchas gracias por tu visita!

      Responder
  6. Pingback: Los 24 mejores artículos de viajes con niños que he leído en 2013 | Viajares

  7. casasruralescastril

    Hola, decirte que en Casas Rurales Castril disponemos de varios alojamientos rurales en Castril especialmente adaptados a familias con niños y a grandes grupos, puedes echarle un vistazo a nuestra web:

    http://casasruralescastril.com/

    Saludos
    Anabel

    Responder
  8. Pingback: Algunas ideas para visitar Madrid con niños | ConPeques

Responder a Inma Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.