ConPeques

Caminos escolares para todos

En estos días estamos celebrando la Semana Europea de la Movilidad, una campaña de concienciación dirigida a sensibilizar a los ciudadanos en cuanto al uso del transporte público, la bicicleta y lo peatonal y animar a las ciudades europeas  a que promuevan estos modos de transporte y a que inviertan en las nuevas infraestructuras necesarias para esto. En Granada diversas asociaciones de ciclistas han organizado actividades para estos días, que podéis consultar aquí, aunque la verdad es que la mayoría son para adultos.

Sin embargo, además del fomento de la bici -que me encanta- esta semana debería servir para fomentar otro tipo de forma de movernos y desplazarnos por la ciudad, prescindiendo de tantos vehículos de motor que, en una ciudad de tamaño tan asequible como la nuestra, serían totalmente prescindibles (bueno, no totalmente, pero sí en un gran porcentaje de los casos), con lo que ganaríamos los ciudadanos en calidad de vida.

Así iba el PapiFeliz al cole

Así iba el PapiFeliz al cole

En este contexto, y llevando el tema a nuestro ámbito, que son los peques, últimamente he oído hablar de las iniciativas que están surgiendo en diferentes ciudades españolas de fomentar los “caminos escolares“, es decir, espacios más seguros para facilitar la autonomía y el acceso a los centros educativos andando o en bici. No sé vosotros, pero yo estoy harta de atascos y de buscar aparcamiento o dejar mal aparcado el coche para dejar a las niñas en el cole -y eso que no las suelo llevar yo-. El año pasado íbamos de vez en cuando en bici, pero cuando iba el PapiFeliz sólo con las tres, era una pasada… y además, el recorrido no es del todo seguro con tantos coches por la zona. Nuestro propósito de este año es ir andando al cole, cosa que ya conseguimos hacer a final del curso pasado, pero la idea es que sea la costumbre. Las niñas ya pueden asumir ese paseo por la mañana y es mucho más sano, ecológico y divertido (aunque los “Mamá… me estoy cansando…” no dejo de oírlos  . Y claro, cuando veo los coches subidos por las aceras me pregunto si no habría otras opciones y si no serían evitables muchos de esos trayectos en coche que colapsan los accesos al cole.

Genial inforgrafía en la que se resume el proceso por el que hemos ido perdiendo la calle

Genial inforgrafía en la que se resume el proceso por el que hemos ido perdiendo la calle (DGT)

¿Y cómo se hace esto? Pues tanto la DGT como el Ministerio de Fomento han publicado guías y recursos para promoverlos, pero claro, al final son los ayuntamientos los que deben poner en práctica la iniciativa. No quiero entrar en debates sobre la situación política de nuestra ciudad, pero me puse en contacto a través de Twitter con varios representantes políticos del ayuntamiento de Granada (de los diferentes partidos) y sólo dos me contestaron: uno para decirme que entraba en su programa electoral y otra para decirme que era muy interesante, que le concretara más… y ahí quedó la cosa. Supongo que empecé la casa por el tejado. Mirando blogs y páginas sobre proyectos ya puestos en práctica vi que hay que seguir unos pasos:

Implicar en el desarrollo del proyecto a toda la comunidad escolar, especialmente al profesorado y/o al equipo directivo y a las madres y padres, ya sea de forma directa o mediante las AMPAs. Implicar, obviamente a la administración local, especialmente a los departamentos o áreas de urbanismo, sostenibilidad, seguridad vial, policía municipal,  infancia y juventud, educación o igualdad. Valorar la posibilidad de contar con la intervención de asociaciones de comerciantes y entidades ecologistas, de peatones o de ciclistas urbanos. (caminoescolar.blogspot.com)

Como veis se trata de un camino largo que hay que trabajar y estudiar, pero el resultado merece la pena si se consiguen ciudades más respetuosas con los peatones, personas implicadas en la mejora de la calidad de vida y el fomento de hábitos saludables en nuestros hijos. Como os podéis imaginar, no se trata de dejar que nuestro peques de 4 ó 5 años vayan andando solos al cole. No: no es eso. Se trata de un proyecto para que niños y niñas más mayorcitos puedan ir al cole de forma autónoma y segura, para lo cual desde pequeños se les debería fomentar ese hábito. Es una forma de recuperar espacios que antes eran seguros y aptos para peques y que ahora nos provocan miedos e inseguridades.

Sería genial que surgieran iniciativas como estas en Granada, ¿verdad?

11 Comentarios

  1. Maria

    La verdad es que yo estoy harta de tanto coche. Me encantaría tener la fuerza de voluntad de ir a buscar a los peques andando pero se me hace muy complicado ir primero al cole a por el niño, luego a la guarde a por la niña. Al final voy a lo cómodo y es cierto que es solo cuestión de planteamiento. Solo tengo que plantearme que emplearé un poco más de tiempo en la recogida de los críos…

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Si yo te entiendo. Si tienes que ir de un sitio a otro y luego al trabajo… Pufff. Qué estrés! El tiempo es un bien escaso… Pero la verdad es que te sientes bien cuando te das esos paseos, que además, les van genial a los niños

      Responder
  2. liamenamor

    Ojala pronto sea posible esa forma de llevar a los niños al cole, ellos disfrutarian del paseo y los papis estarian menos nerviosos

    Responder
    1. Mmar ConPeques

      Pues sí. Nosotros al menos en la mayor parte del trayecto tenemos aceras anchas, especialmente en la puerta del cole, pero hay otros muchos aspectos que se podrían mejorar. ¡Gracias por comentar!

      Responder
  3. María

    Hola! Me encanta la idea, a q cole llevas a tus peques? La unión hace la fuerza!

    Responder
    1. Mmar ConPeques

      El primer paso tendría que ser a través del AMPA. Y a partir de ahí… Es cuestión de ver cuánta gente está implicada

      Responder
  4. Jordi

    Hola,

    hace unos meses una amiga hizo un estudio sobre la forma en la que lo escolares iban al cole. El resultado más significativo fue que el 62,5 por ciento de los niños de Granada acuden al colegio a pie (podéis leer más sobre este estudio en el siguiente enlace: http://secretariageneral.ugr.es/pages/tablon/*/noticias-canal-ugr/los-hijos-de-madres-desempleadas-van-mas-andando-al-colegio-que-aquellos-cuyas-madres-trabajan#.UjxXqX-TYXg). Y es que el 53 por ciento de los desplazamientos totales en nuestra ciudad se realizan a pie (según datos del Ayuntamiento).

    El motivo de escribiros es que pertenezco a una asociación (Biciescuela Granada) que estamos llevando a cabo un proyecto de formación vial en bicicleta y que, después de pelearnos con las administraciones públicas para que lo financien y nos respondan una y otra vez que no tienen dinero (mientras se lo gastan en otras cuestiones….), este curso vamos a empezar a contactar con las diferentes AMPAS para contarles de qué se trata.

    Desde que se introdujo la educación vial como un tema transversal en los centros educativos todas las administraciones han llevando a cabo numerosas medidas para ayudar a evitar y disminuir los accidentes de tráfico. Han sido muchos los colegios, escuelas e institutos que en colaboración con los ayuntamientos han intentado impartir a través de la policía local jornadas de educación vial. En la mayoría de los casos estas jornadas comenzaron por simples visitas de policías locales a las escuelas para impartir varias charlas y repartir folletos informativos con el fin de mentalizar a los y las jóvenes de la necesidad de cumplir y respetar las normas. Más tarde, estas simples jornadas han derivado en jornadas educativas más largas y completas (2-3 días) en donde además de las charlas o clases teóricas se añaden clases prácticas. Estas prácticas son supervisadas por la policía local de los municipios, y generalmente son desarrolladas en parques o circuitos cerrados en donde los alumnos practican tanto como peatones como conductores de bicicletas. De este modo, desde edades tempranas todos los ciudadanos conocen y practican las reglas básicas de seguridad vial. Sin embargo, desde nuestro punto de vista este sistema, esta educación vial, no es lo suficientemente eficiente. Por ejemplo, entre las medidas del Plan GYGA del Instituto Andaluz de la Juventud, existe el programa de educación vial MIRA (cuyo centro director es la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa de la Consejería de Educación) que, aunque trabaja adecuadamente la educación vial en general, no ofrece las herramientas necesarias para que los y las jóvenes comiencen a usar la bicicleta como medio de transporte de forma autónoma y segura (DANIEL BERDEJO DEL FRESNO, EmásF Revista digital de educación física, Núm.5, “Bikeability, un nuevo concepto de educación vial en las escuelas”, 2010. Disponible en internet: http://emasf.webcindario.com/Bikeability.pdf [consulta: 20 de mayo de 2013]).

    Además, existen otras actividades de concienciación medioambiental sobre los beneficios del uso de la bici en los centros escolares, como el programa “En bici al cole” de la Coordinadora Ibérica de la Bicicleta que en nuestra ciudad lo realiza Granada al Pedal. Aunque no enseñan a conducir la bicicleta de forma autónoma ni dota al alumnado de las herramientas necesarias para usar la bicicleta como medio de transporte urbano (BICIESCUELA GRANADA, El Ayutamiento de Granada y Granada al Pedal imparten clases de incapacitación ciclista, 31 de enero de 2013, Granada. disponible en internet: http://biciescuelagranada.blogspot.com.es/2008/09/el-ayuntamiento-de-granada-da-clases-de.html [consulta: 20 de mayo de 2013]).

    Para que el alumnado puedan utilizar la bicicleta en sus desplazamientos a los centros educativos deben ser capaces de valorar los riesgos y aprender a conducir la bicicleta de forma autónoma, responsable y segura. Es por ello que están surgiendo nuevas tendencias y nuevas metodologías, por lo que nos gustaría aportar nuestro granito de arena dando a conocer en nuestra región algunos de los proyectos que se realizan en otros países, donde, por ejemplo en Holanda, son obligatorios, gratuitos y universales. En concreto, nos gustría destacar por su metodología el denominado “Bikeability” que viene realizándose en el Reino unido y que cuenta con más de 50 años de experiencia (Bikeability es el National Standard for Cycle Training del Ministerio del Transporte del Gobierno del Reino Unido). Un proyecto atrayente que desde nuestro punto de vista debería intentar desarrollarse en nuestras centros educativos, a través del cual podemos desarrollar con éxito los temas transversales de educación vial y educación para la salud, así como el respeto al medio ambiente.

    Según el pedagogo Francesco Tonucci, la sobreprotección y los miedos de los adultos, niegan a los niños la posibilidad de desarrollarse como personas autónomas, como por ejemplo, para la conducción de la bicicleta: “(…)La necesidad de tener siempre el control directo de los adultos, impide a los niños vivir experiencias fundamentales, como explorar, descubrir, la aventura, la sorpresa, superando progresivamente los riesgos necesarios. La imposibilidad de probar estas emociones y de construir estos conocimientos, crea graves lagunas en la construcción de una personalidad adulta, en las reglas de comportamiento, de conocimiento y de defensa.” (FRANCESCO TONUCCI, ANTONELLA PRISCO, DANELA RENZI, Proyecto internacional “La ciudad de los niños” del ISTC – CNR. Disponible en internet: http://www.lacittadeibambini.org La ciudad de los niños. [consulta 4 enero 2013])

    Nuestra propuesta educativa va de la mano de lo expresado por Francesco Tonucci. El objetivo que pretendemos es promocionar el uso de la bicicleta como medio de transporte seguro entre el alumnado del primer ciclo de la ESO, adquiriendo el sentido de la responsabilidad y el conocimiento de los riegos del tráfico y las medidas de defensa y seguridad como usuarios de la bicicleta, es decir, ayudando a contruir su autonomía personal.

    En base a nuestra experiencia de usuarios de la bici como medio de transporte y sin otro interés que el de dar a conocer las ventajas de la bicicleta apostamos por la formación ciclista entre los y las jóvenes como uno de los pilares fundamentales para la promoción del transporte urbano en bicicleta. Pero para usar la bici como medio de transporte, para conducirla, no basta con pedalear y mantener el equilibrio o conocer sus beneficios ambientales. Sino que también es imprescindible aprender a ubicarse en la calzada, a gestionar el espacio, a señalizar, a realizar las maniobras adecuadamente, a comunicarse con los demás, etc. Habilidades que tan solo están al alcance mediante una formación que permite la adquisición de las competencias para gestionar la propia seguridad vial.

    Si se lleva a cabo este programa formativo, cuando el alumnado llegue a la edad adecuada en la que puede elegir un medio de transporte privado, podrá optar por la bicicleta de forma natural, ya que tendrá adquiridas las competencias necesarias para poder conducirla de manera adecuada y lo hará sin los miedos que atenazan a los que llegan a la vida adulta sin haber tenido esta oportunidad. Este tipo de programas son una apuesta de futuro para lograr con éxito el establecimiento entre la sociedad del hábito de la movilidad sostenible y segura en los desplazamientos cotidianos.

    El programa Bikeability consta de tres niveles y está destinado a alumnos de primero a tercero de la ESO. El sábado 21 de septiembre de 10h a 12h llevaremos a cabo el primer nivel en el Paseo del Salón de Granada. Podéis inscribir a vuestros hijos/as allí mismo. Hay que llevar la bicicleta.

    http://www.dft.gov.uk/bikeability/

    http://enbicialtrabajo.wordpress.com/cursos-de-conduccion-ciclista/cursos-de-conduccion-ciclista-para-alumnado-de-la-eso/

    Podéis contactar con nosostros por teléfono 654 11 46 86 y por email: biciescuelagranada@hotmail.com

    Gracias

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Muchas gracias por tu comentario y toda tu aportación! Me parece muy interesante y, además, haciendo vivido en Granada toda mi vida, me creo tus estadísticas porque se ve. Nos desplazamos en coche para cualquier tontería de nada y la ciudad está colapsada a las horas punta. Y es porque no estamos concienciados para recurrir a otro medio de transporte. A mí me gusta la bici, pero trabajo fuera de Granada y recurro al coche para llegar hasta allí (aunque hacemos turnos de coches). Y ahora casi no me desplazo sola por la ciudad, por lo que con las niñas al final prefiero el autobús, que les encanta. Bueno, ir enganchadas enel carro de la bici o en la silla también les gusta 🙂
      Lo del cole lo veo como una obligación, un propósito personal o familiar, porque no creo que su importancia se limite sólo a descongestionar el acceso al cole. Es una experiencia de convivencia con las niñas, de facilitar su autonomía, de conocer su barrio y aprender a medir las distancias… Y, ya que has citado a Tonucci, que me encanta, es una forma comenzar a hacer esa “ciudad de los niños”. En fin, todo ventajas… Y aún así algún día te agobias, vas más tarde de la cuenta y recurres al coche… En fin. nadie es perfecto 🙂
      Muchas gracias por la info sobre la actividad de Este sábado. Mis hijas son aún pequeñas: la grande a a saltarse en breve sin ruedines y las peques aún les queda, pero bueno, poco a poco. Seguid así, a ver si corcusimos entre todos cambiar nuestros hábitos y rutinas.

      Responder
  5. Sari - Hechizos de Amor

    que bueno en todas las ciudades pudiéramos llevar a nuestros hijos de una forma segura y deportiva a cualquier lugar. Saludos.

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Es cierto. Ojalá pudiéramos recuperar espacios para nuestros pequeños y las ciudades se diseñaran pensando en ellos.

      Responder
  6. magia blanca

    muy buena idea, es un excelente proyecto con impacto social y ambiental, ademas del economico, muy buena idea para transportar nuestros hijos, en un ambiente sano y ademas ejercitando el cuerpo. buen aporte

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *