ConPeques

Riópar Viejo, un pueblo con encanto

En el puente de noviembre hicimos nuestra última escapada con la autocaravana hacia el nacimiento del río Mundo, junto con otros amigos, también familia numerosa. La parada más cercana y habitual para visitar este entorno natural -ya que la pernocta está totalmente prohibida y controlada en la zona- es la de Riópar, un típico pueblo serrano con casas de piedra, creado en el s. XVIII en torno a las Reales Fábricas de San Juan de Alcaraz, en donde se trabajaba en bronce y el latón. Sin embargo, nosotros, que seguíamos los pasos  de El caldero de Nimuë, decidimos probar suerte y echar un vistazo a un pueblo antiguamente abandonado y hoy recuperado fundamentalmente gracias al turismo rural: Riópar Viejo, el pueblo original, enclavado en lo alto de un risco, desde el que hay unas vistas im-pre-sio-nan-tes.

Atardecer en Riópar Viejo

Atardecer en Riópar Viejo

Y fue todo un acierto. Imaginaos la estampa: tarde del 31 de octubre (sí, Halloween…) en un pueblo medieval de piedra semiabandonado en el que no hay más que algunas casas, una iglesia del siglo XV, un cementerio y las ruinas de un castillo árabe lleno de tumbas…

Castillo árabe de Riópar Viejo

Tumbas contemplando el atardecer

¿Terrorífico? ¡Por supuesto! Por eso disfrazamos a las niñas y nos pusimos a conocer la zona paseando una calabaza, mientras nuestras brujitas hacían una especie de akelarre en ese entorno tan propicio. No aguantamos mucho a la intemperie, pues el cambio de hora se notó bastante y enseguida empezaron a bajar las temperaturas (se notan los 1100 metros de altura) y nos resguardamos en la autocaravana a tomarnos un té calentito, Pero fue, desde luego, un planazo para la tarde-noche de Todos los Santos y sin haberlo preparado realmente.

Halloween en Riópar Viejo

Tumbas y Halloween

Al día siguiente, nos despertamos temprano y pudimos contemplar el amanecer sobre el valle, entre brumas. Cogimos rápidamente la cámara para intentar captar esos instantes, que son tan breves y de paso, fotografiar el pueblo, con más luz que la tarde anterior.

Amanece en Riópar Viejo

Amanecer en Riópar Viejo

Es realmente bonito, un lugar muy recomendable para alquilar una casa y pasar un fin de semana o unos días en contacto con la naturaleza y descubriendo los paisajes increíbles de la Sierra de Alcaraz y la Sierra de Segura.

Riópar Viejo

Cementerio y castillo árabe

Iglesia y castillo Riópar Viejo

Iglesia del Espíritu Santo y fortaleza musulamana

Gracias, de  nuevo, Nimuë, por la recomendación y el descubrimiento 🙂

7 Comentarios

  1. bcncolours

    Jajajaja mar me ha encantado este post!! Buenísimas fotos. Besos!!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Muchas gracias. La verdad es que tenía muchas ganas de escribirlo y no había manera de sacar tiempo… Hoy por fin lo he conseguido y a ver si cojo carrerilla y os sigo contando el resto del viaje 😉

      Responder
  2. Inma Torres

    Eso sí que es una noche de Halloween auténtica, jejejejeje. Por cierto: impresionantes las fotos. Y me alegro que estés de vuelta. 😉

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Y lo mejor es que fue todo un poco improvisado. Salimos más tarde de lo que teníamos pensado y buscábamos un sitio donde pasar la tarde y este nos pareció -gracias al asesoramiento de Ía- una buena opción… Ains. Yo también me alegro de estar de vuelta… a ver si pillo ritmo. Gracias, guapa.

      Responder
  3. El Caldero de Nimue

    ¡Qué ilusión me ha hecho leer este post! 😀
    La verdad es que a nosotros nos enamoró este rinconcito de Castilla y nos sorprendió encontrar este valle y sus colinas en la Mancha. ¡Me alegro mucho de que vosotros también lo hayáis podido disfrutar! Me encanta la foto del amanecer desde lo alto del cerro.
    Muy guay verlo también a través de vuestros ojos.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Es todo un descubrimeneto ese parque natural `porque te quita el estereotipo de la imagen de Castilla llana y amarilla. Vosotros lo recorristeis más que nosotros, pero aun así lo disfrutamos mucho.

      Responder
  4. Pingback: Descubriendo el río Mundo | ConPeques

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *