ConPeques

Impresiones de nuestra ruta en autocaravana por Marruecos

Esta Semana Santa de 2015 nos hemos animado a escaparnos a Marruecos en autocaravana con otras dos familias y os lo hemos ido contando en las redes sociales con nuestro hashtag #Marruecosconpeques. Era nuestra segunda vez en el país vecino, aunque la primera que íbamos con las niñas, y sinceramente, me ha vuelto a parecer la mejor manera de conocer y recorrer el país: viajar a nuestro ritmo, parar aquí o allá, llevar comida y bebida por lo que pudiera pasar así como unos cuantos “por si” que no viene mal llevar en el maletero. En este post os voy a contar nuestro itinerario y las zonas de pernocta que hemos utilizado, tanto en camping como en aparcamientos vigilados

Creo que la primavera es una época ideal para disfrutar de Marruecos. La primera vez fuimos en invierno, por lo que anochecía demasiado pronto y los días se aprovechaban menos, a la vez que era más peligrosa la conducción . Y aunque en Semana Santa somos muchos españoles los que cruzamos el estrecho, no hemos notado para nada masificación, más allá del bullicio de las calles de cada ciudad.

Reencuentro en el puerto de Tánger de la tribu (Foto de Gloria)

Reencuentro en el puerto de Tánger de la tribu (Foto de Gloria)

Es verdad que conducir por las carreteras marroquíes es toda una experiencia, especialmente por las de interior, pues las autopistas de peaje son como las de aquí. Por aquellas es lo más habitual encontrarse con gente paseando, bien solas, bien en grupo o con carros tirados por mulos o caballos que te hacen ralentizar la marcha y que obligan a conducir con la máxima atención -especialmente por la noche-, o cualquier tipo de eventualidad que puede retrasarte incluso algunas horas. En este viaje, tuvimos dos retrasos en la carretera: el primero motivado por una manifestación que cortó la circulación durante 2 ó 3 horas camino de Chefchauen, y el segundo -al día siguiente- por el incendio de un autobús en plena carretera que nos hizo esperar una media hora. Por eso es recomendable calcular para arriba los tiempos de los desplazamientos porque siempre va a ser más del que te indique el GPS.

Nuestra ruta iba a centrarse en la parte norte del país, dibujando un triángulo imaginario, desde Tánger hasta Fez, pasando por Chefchauen y Meknes, para volver por la costa hacia el norte,desde Rabat y parando en Assilah.

Mapa itinerario

Así nos hemos organizado.

Día 1. Granada-Tarifa.

Como nuestros amigos salían desde Algeciras, pernoctamos en el área ubicada en el centro comercial de Los Palmones, ubicada a la entrada de esta ciudad (salida 112), donde había decenas de autocaravanas. Una vez probados los dos puertos de salida, creo que me quedo con el de Tarifa, más pequeño y manejero, aunque con la pega de que los barcos de Intershipping que salen de allí hacía Tánger no son todos grandes y hay algunos con limitaciones de altura, por lo que conviene informarse de los horarios para no esperar mas de la cuenta.

Día 2: Tánger-Chefchauen.

Una vez finalizados los trámites fronterizos y de aduana, llegamos al centro de la ciudad de Tánger, donde paramos a comer, comprar unas tarjetas para el móvil y, una vez relleno el depósito a un precio notablemente más bajo que en España, cogemos el camino hacia Chefchauen. Debido a los retrasos en la carretera, llegamos al pueblo azul ya de noche. Pernoctamos en el Camping Azilan, el único de la localidad, ubicado en la parte más alta de la misma, de instalaciones básicas, pero con un personal muy agradable que nos deja quedarnos hasta después de comer sin cobrarnos un segundo día. El precio, además, es muy asequible: 30 Dh/adulto, 10 Dh/niño (sólo cobraron a la niña de 7 años) y 35 Dh/AC. (10 Dh= algo menos de 1€)

Chefchauen (Fotos de Iván Ariza)

Chefchauen (Fotos de Iván Ariza)

Día 3. Chefchauen-Meknes

Después de visitar este precioso pueblo azul de las montañas del Rif y comer en plena plaza central, emprendemos la marcha hacia Meknes, donde no hay camping, pero encontramos referencias de un aparcamiento amplio y céntrico -justo pasado la plaza principal de la ciudad, la Place Lahdim-, frecuentado por autocaravanas, por 30 Dh/día.

Meknes (Foto de Iván Ariza)

Meknes (Foto de Iván Ariza)

Día 4. Meknes-Volubilis-Fez

Pasamos la mañana paseando por la ciudad, la medina y admirando su bonita arquitectura. Comemos en plena medina, en el restaurante Kenza, muy familiar y acogedor y justo después nos vamos a descubrir las cercanas ruinas romanas de Volubilis, estupendamente bien conservadas y cuidadas. Ya por la tarde, emprendemos el camino hacia Fez, donde pernoctamos en el Camping Diamant Vert, todo un complejo turístico a las afueras de la ciudad, bonito y bien cuidado, en el que lo criticable sería la falta de simpatía del personal de recepción. El precio es algo más caro que el de Chauen, pero también los servicios son mejores: 40 Dh/adulto, 20 Dh/niño, 20 Dh/AC.

Día 5. Fez.

Por la mañana nos damos un paseo hasta la parada del autobús para coger uno de línea que nos llevara al centro y, de ahí, otro para llegar a la Medina, la ciudad antigua (Fes el Bali). Como éramos tres familias, no cabíamos en la furgoneta que ofrece sus servicios desde el camping y tampoco nos fiábamos de buscar dos taxis grandes en aquella zona, por lo que finalmente la opción del autobús fue todo un acierto: más barato y divertido. Después de pasar todo el día callejeando y con las niñas muy cansadas, sí que nos cogimos unos taxis para volver al camping sin tener que esperar autobuses.

Camping Le Diamant Vert

Día 6: Fez-Ifrane-Rabat.

Por la mañana recogemos y dejamos el camping y nos vamos camino a la denominada “Suiza marroquí”, la zona pija del país, que poco o nada se parece al resto. Nuestra intención no era parar en el pueblo, sino descubrir sus entornos naturales: el Parque Natural de Ifrane y los bosques de cedros donde los monos macacos campan a sus anchas y se dejan dar de comer de forma bastante amistosa.

 Bosque del Cedro Gouraud

Bosque del Cedro Gouraud

Después de una jornada inmersos en plena naturaleza, cogemos la autopista dirección a Rabat, donde vive una de las familias del grupo. Por tanto, pernoctamos bajo su casa, bien vigilados por los “gorrillas” de la zona. Sin embargo, al día siguiente aparcamos en el parking ubicado bajo la Kasbah de los Oudayas y muy cerca de la Medina, donde era posible pernoctar.

Día 7. Rabat- Assilah

Pasamos el día en Rabat visitando la Torre de Hassan, la medina y la Kasbah de los Oudayas, con sus calles azules y sus jardines que recuerdan vagamente a los de la Alhambra. Bien entrada la tarde, emprendemos un camino de 2 horas por la autopista para llegar al pueblo costero de Assilah, donde pernoctamos en un aparcamiento pegado al puerto y junto a la Medina, que tiene aseos bastante bien cuiadados por 40 Dh/noche.

Paseando por la Medina de Rabat

Paseando por la Medina de Rabat

Día 8. Assilah

Nuestro último día completo en Marruecos lo queremos aprovechar para descansar, relajarnos y disfrutar de las playas del atlántico. Así que después de pasear por la medina, preparamos las mochilas y nos vamos en carro a la famosa Playa de las Cuevas, cuyo acceso es complicado, pues se trata de un camino de tierra, a veces muy estrecho, por lo que no es adecuado para autocaravanas. Sin embargo, los coches y furgonetas sí que pueden llegar.

Asilah

Contemplando el Atlántico en Asilah

Día 9. Assilah-Tánger-Tarifa-Granada. Fin de viaje.

Día de vuelta, nos vamos después de desayunar a Tánger para coger el ferry. Después de completar de forma relativamente fácil y rápida el papeleo de salida, de nuevo tenemos que esperar a que llegue un barco sin limitaciones de altura y finalmente llegamos a Tarifa, desde donde, después de una parada para comer, emprendemos la vuelta a casa.

Ha sido una semana intensa, llega de emociones, descubrimientos y aventuras. Nos hemos quedado con ganas de más, porque Marruecos -con todos sus contrastes- engancha. Y más si vas en tan buena compañía, una tribu con la que congenias y que ha hecho que el viaje haya sido divertido para peques y grandes. La próxima vez querríamos bajar un poco más al sur y esperamos poder pasar una noche en el desierto y descubrir las zonas rurales y naturales de allí. Pero por ahora, poco a poco os iré contando alguos detalles de nuestro viaje.

Fotografía: ConPeques y Photoraised

26 Comentarios

  1. Loreto

    Un viaje espectacular! con muchos contrastes.
    Deseando ver y leer mucho más 😉

    Besos

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias, Loreto! iré contando más cosillas y centrándome en algunos destinos. Poquito a poco. Modo Slowblog ON 😉

      Responder
  2. papifeliz

    Acabo de volver y ya tengo ganas de ir de nuevo…

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      jajaja, ¿verdad que sí? Bueno, habrá que ahorrar… 😉

      Responder
  3. La Furgoteta

    Qué gran experiencia. Ya estamos deseando leer más crónicas de vuestro viaje. Nosotros iremos a Fez a mediados de mayo a pasar unos días, (sin furgo), pero tenemos muchas ganas de hacer una ruta furgonetera por Marruecos y con esto que nos habéis contado nos animaremos seguro. Un abrazo.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Qué bien! Fez y sus alrededores tienen muchas posibilidades. Seguro que lo pasáis genial y os darán unas ganas de enormes que haber llevado la furgo en la maleta 😉

      Responder
  4. Ruth

    MMar eres una cajita llena de virtudes, me encanta tu blog y formar parte en primera persona de él y espero compartir muchos momentos contigo y tu tropa porque yo y mi tropa lo pasamos fenomenal.Muac

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Gracias, compañera de viajes. Espero que sigamos descubriendo mundo juntos.

      Responder
  5. Eches

    Hola,me ha encantado leer las crónicas de vuestra aventura!!! Que pena que estemos tan lejos y no podamos compartir mas momentos!!!!?

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Jo, pues la verdad es que con lo inquietos que sois vosotros también, si estuviéramos más cerca seguro que inventábamos un montón de viajes y aventuras. Ains… Bueno, nos conformaremos de momento con vernos cada vez que venís… y cuando nos escapemos por vuestra tierra. 🙂

      Responder
  6. Patri_Mallorkids

    Me ha encantado!!! me faltan un par de sitios por conocer de vuestra ruta, por lo que tendré que volver por tercera vez!
    La verdad que es un destino que sorprende mucho y para bien.
    La primera vez que estuve fui en coche con 3 amigas, con tal solo 20 añitos!!! llegamos a Casablanca pasando por Marraketch y Fez, no se como logramos sobrevivir! carreteras que daban miedo, pueblos donde solo se veían hombres, piedras en el camino… en fin, un par de sustos que se quedaron en eso. No te resultó toda una experiencia lo de cruzar la frontera??? yo aún lo recuerdo… estuvimos 5 horas porque una de mis amigas se había dejado el pasaporte! y justo era festivo en España por lo que no había nadie en la embajada!
    Me encanta vuestra manera de viajar, algún día veré la factibilidad de viajar así yo también!.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Lo de pasar la frontera me sorprendió sobre todo nuestra primera vez: los trapicheos, los buscavidas que te pueden pedir desde 1€ hasta 20 por tramitarte los papeles, las esperas… Esta vez lo he visto todo más fluido, más fácil y quizás por eso me ha impactado menos.
      Lo que me sorprende es el ritmo de vida de la gente, esa afición por pasear por la carretera, separados por sexos siempre, la invisibilidad de la mujer en muchos aspectos, la suciedad y descuido de muchas zonas y, junto a eso, la amabilidad, la hospitalidad… E fin, un país de contrastes que, a pesar de todo, enamora.
      ¡Yo también quiero volver! 🙂

      Responder
      1. Patri_Mallorkids

        A mi también me encanta y volvería una y otra vez. Pero después de recorrer Tunez, Marruecos me parece limpísimo!!!

        Responder
  7. El Caldero de Nimue

    ¡Super-viajako! Imagino que un día tendré la oportunidad de conocer el pais donde nació mi padre, pero hasta entonces, me conformo con viajar de la mano de tu blog. 🙂

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      En Chauen me acordé mucho de vosotras. Teñíais que haceros una escapada ahí.

      Responder
  8. Mamá de Cleo

    Q gran experiencia, justamente el otro día hablábamos de viajar en caravana con la familia, y me parece tu blog (no hice búsquedas x internet ;))
    Con lo que cuentas me animas más, jejej!
    Un abrazoo

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Qué bien Mamá de Cleo! Para nosotros es una forma ideal de viajar con niños… ¡Y sin ellos! Me alegro de que te haya animado. Al menos probad una vez alquilando y veis si os gusta, pero os aseguro que engancha! Ya sabes por donde encontrarme si tienes alguna duda o queréis alguna sugerencia. Un abrazo.

      Responder
  9. Pingback: Claves para viajar a Marruecos con niños | ConPeques

  10. Pingback: Marruecos con niños: el triángulo Meknes- Fez -Azrou | ConPeques

  11. Pingback: Las ventajas de las escapadas cercanas | ConPeques

  12. Pingback: Chauen, el pueblo azul de las montañas del Rif | ConPeques

  13. Gabriel Baeza

    Conocemos Marruecos en viaje de agencia y nos encanta, pero somos dos matrimonios jubilados que viajamos en autocaravana juntos.Hemos pensado hacer algun viaje con esta, pero solos me parece arriesgado y con viajes programados con la autocaravana me han comentado que es un poco coñ…., pues apenas ves o te paras más de unas horas en los lugares que ellos tienen programados.¿ podeis darme información quien halla hecho alguna Ruta en Autocaravana por Marruecos Gracias

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Hola Gabriel. Es verdad que Marruecos es un destino precioso y muy cercano y, como dices, la pena de los viajes organizados es esa, que marcan un ritmo que no tiene por qué ser el tuyo. Por eso nos gusta viajar por libre. Pero entiendo que haya gente a la que le dé respeto ir sola.
      Cuando hemos preparado este viaje, he visto que hay muchos viajes organizados para autocaravanas, que viajan en grupo, como este http://www.buenaruta.es/viajar-en-autocaravana-por-marruecos/
      Y luego me han hablado de una agencia que diseña viajes a medida para autocaravanas por Marruecos que tiene buena pinta: http://aventurame.com/#marruecos
      No sé si es exactamente lo que os interesa. Al final, la mayor libertad te la da viajar por tu cuenta. Pero si me entero de algo más, te puedo contar.
      Un saludo, ¡y que vaya bien la planificación del viaje!

      Responder
  14. Gabriel Baeza

    Donde digo : apenas ves o te paras más de una horas , quiero decir que solo paras unas horas donde tienen programado, por lo que casi siempre te quedas con ganas de ver o estar más tiempo.

    Responder
  15. Ibán

    Hola, enhorabuena por tu blog, me gustaría visitar Marruecos en caravana. Y me gustaría saber si en las áreas de pernocna permiten la entrada a caravanas. También me gustaría saber donde puedo mirar las zonas de pernocta de Marruecos para planificar la ruta. También voy con niñas pequeñas. Un saludo.

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Hola, Iban. La verdad es que no sabría decirte si es posible pernoctar con caravana en las áreas. No recuerdo haber visto muchas en nuestros viajes, pero no me extrañaría que se pudiera. Por otro lado, haciendo una búsqueda rápida, he visto esta web, con un listado de áreas. No sé si te servirá: http://www.viajeuniversal.com/maroc/maroc/areaautocaravanasmarruecos.htm
      Un saludo!

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *