ConPeques

Claves para viajar a Marruecos con niños

Desde que comentamos que íbamos a ir una semana a Marruecos no ha faltado la gente que me preguntara, extrañada, -¿Pero vais con las niñas?… – ¡Pues claro! – respondíamos nosotros. Nos cuesta concebir un viaje al que no vayamos con ellas -salvo que se trate de una escapada romántica, claro 😉 – No sé por qué hay tantas ideas preconcebidas y temores sobre nuestro país vecino, pero lo que parece claro es que nacen del desconocimiento y los prejuicios. Marruecos es un país perfecto para viajar en familia. La gente -por lo general- es amable y hospitalaria, nos trata a los viajeros con mucho cariño y atención y suelen estar dispuestos a charlar, aunque sea para venderte algo o guiarte por algún sitio 🙂

Marruecos con niños

Callejeando por la Kasbah des Oudaias (Rabat) y la Medina de Assilah

Por otro lado, tiene múltiples destinos atractivos para grandes y pequeños: zonas verdes con pantanos en las abruptas montañas del Rif, nieve y monos en Ifrane, desiertos y cascadas, ruinas romanas, medinas llenas de colores y aromas, medios de transporte pintorescos e impresionantes playas.

Paseando en Volubilis

Volubilis

Y por supuesto, es un país perfecto para practicar nuestra filosofía de viaje, el slowtravel, que encaja perfectamente con el proverbio tuareg “Prisa mata, amigo”. Es un país para disfrutarlo con calma: sentarte a tomar un té, pasear sin un destino fijo, ver pasar a la gente y charlar con la que se para a hablar contigo.

Es un país muy diferente al nuestro en muchos aspectos, pero no en tanto como nos creemos. Pensad en España hace unas décadas y ya veréis como muchas cosas os suenan. Es un país de contrastes: las zonas rurales son muy diferentes a las urbanas, las costumbres, formas de vestir, idioma pueden llamar mucho la atención de nuestros peques. Irene me preguntó por la forma de vestir de las mujeres o por qué en las cafeterías casi todos los que estaban sentados eran hombres y no solía haber casi ninguna mujer. Bueno, es un buen momento para hablar con nuestros hijos de estos temas. Así como de religión: los alminares, la llamada a la oración, etc.

Paseando por la Medina de Rabat

Paseando por la Medina de Rabat

Antes de viajar me gusta preparar a las niñas para lo que van a ver. Viviendo en Granada ha sido fácil acercarnos as a la cultura y la historia islámica. A la Alhambra hemos subido varias veces, hemos leído muchos cuentos ambientados en ella y la vemos cada día desde casa, sin embargo, la visita que hicimos al Museo de la Alhambra en familia fue muy conveniente porque allí les dieron datos muy interesantes que luego recordarían. Además, nuestra Alcaicería y la calle Caldedería, la de las teterías, es perfecta para descubrir las tiendas, y el ambiente comercial -salvando las distancias, claro- que luego veríamos en mayor escala en las medinas. No es de extrañar que Alba me dijera que, en realidad, Marruecos no era tan diferente a nuestra ciudad.

Sin embargo, no está de más tomar una serie de precauciones y tener algunas cosas en cuenta antes de emprender este viaje (y en realidad, cualquier viaje).

  • Agua. Es cierto que no es recomendable beber agua corriente, no porque sea mala sino porque no estamos acostumbrados a ella. Nuestros amigos, que viven allí desde hace unos meses, ya están acostumbrados y no tienen problema pero es preferible ser prudente y evitar posibles problemas estomacales. Por tanto, es conveniente beber agua embotellada (nosotros nos llevamos bien cargado el maletero de garrafas) y evitar las comidas y bebidas que estén en contacto con el agua de grifo, como limonadas o ensaladas que, por otro lado, son muy apetecibles.

    Zumo Naranja Marruecos

    Zumos de naranja recién exprimidos en Chefchauen

  • Comida. En Marruecos se come estupendamente. Basta con buscar un sitio que no sea evidentemente insalubre -cada vez son menos- y seguramente os sirvan una deliciosa comida casera con cuscús (especialmente los viernes), diferentes variedades de tajine (de pollo y cordero, especialmente) condimentados de manera deliciosa, pastelas morunas (normalmente de pollo, pero la típica es la de pichón) y más. En la costa, se puede tomar un pescado y marisco muy rico y a precio muy asequible. Los desayunos son deliciosos y no tomar un zumo de naranja recién exprimido es casi delito 😉 De todas formas, se pueden encontrar en ciudades y zonas turísticas restaurantes con comida internacional y, claro, en los supermercados se puede comprar de todo, incluida comida para bebés si la necesitáis. Por tanto, la comida no debería ser un problema. Nosotros, además, al llevar la autocaravana, llevábamos provisiones, aunque al ritmo que comen mis niñas, teníamos que comprar en las tiendas y mercados.

    Comida Marruecos

    Pastela moruna y té verde

  • Botiquín. Al igual que en otros viajes y aunque se encuentren farmacias con relativa facilidad en las ciudades, no está de más ir provisto de algunos medicamentos como paracetamol, ibuprofeno, antihistamínico, jabón de manos antibacteriano o desinfectante, vendas, gasas, tiritas, pinzas, repelente contra insectos, pomada para aliviar picaduras, solución de rehidratación oral, crema solar, etc. Mejor no tener que usarlos, pero uno se queda más tranquilo si los lleva en el caso de necesitarlos. De todas formas, en el caso de detectar alguna afección algo más grave, mejor volver a casa, ¿no?

    Paseo Caballo

    Paseo a caballo en el Parque Nacional de Ifrane

  • Actividades para peques. Como en todo viaje con niños, es recomendable tener en cuenta sus ritmos y gustos. Seguramente los paisajes, la diversidad cultural, la singularidad de las medinas y las casas o el desierto constituirán de por sí un atractivo para ellos. Sin embargo, no está de más planificar alguna actividad más atractiva: una excursión cortita por el monte o bosque donde buscar fósiles o ammonites… ¡o tortugas! (como encontramos nosotros en mitad de la carretera que iba hacia Ifrane); un día en la playa, una visita a los monos de los bosques del cedro Gouraud, (en el Parque Nacional de Ifrane), un paseo en camello o burro o, incluso, alguna actividad de turismo activo con niños, como un paseo en globo. Las posibilidades son enormes y dependerán de los gustos y las edades de los peques.

    Niña y monos Ifrane

    Monos macacos en el Parque Nacional de Ifrane

  • Viajar en tribu. Una opción divertida para los peques es viajar con otras familias que tengan hijos de edades cercanas. Eso hace que cualquier momento sea perfecto para jugar e inventar entretenimientos. Además, hay gente a la que le gusta viajar acompañado con la autocaravana por sentirse más seguro. A nosotros nos gustan ambas opciones 🙂

    Jumping Rabat

    Jumping de la tribu en Rabat

Para terminar os dejo con el tráiler que ha hecho un miembro de nuestra tribu, Rodolfo Mondolfo, con algunos de los momentos más divertidos de nuestro viaje. Espero que os guste 😉

Fotografía: ConPeques y Photoraised

22 Comentarios

  1. photoraised

    Por fin otro post de Conpeques!!! nos tenias expectantes!!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Gracias, Iván, por el ánimo, la ilusión y por esas fotos tan bonitas que me prestas 🙂

      Responder
  2. Marcelino

    Magnifico reportaje!
    Como siempre, es un placer recrearse con tus relatos!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias, Marce! Ya sé que me miras con buenos ojos jeje, pero se agradece igualmente.

      Responder
  3. irene

    Hola! Gracias por tus consejos. Me gustaría saber que ruta hicisteis exactamente y en que orden, para poderme hacer una idea de donde ir con mis niños. Gracias.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Hola Irene! Muchas gracias por pasar por aquí y comentar. La ruta la he detallado en un post anterior que te linkeo aquí:
      http://conpeques.es/2015/04/09/impresiones-de-nuestra-ruta-en-autocaravana-por-marruecos/
      Espero que te sea de ayuda y que disfrutéis de vuestro viaje por Marruecos. Si te puedo ayudar en algo, ya sabes dónde encontrarme 😉

      Responder
  4. Pingback: Impresiones de nuestra ruta en autocaravana por Marruecos | ConPeques

  5. El Caldero de Nimue

    Viaje pendiente!!! Muy chulo el post.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias, guapa! Destino cercano, asequible y sorprendente.

      Responder
  6. ireneredmamba

    Muy chulo el post y muy apetecible el viaje. Aunque quizás la primera vez preferiría ir sinpeques 😛
    Nimue, este juntas, eh!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Esas hermanas en busca de sus raíces… Pinta bien 😉

      Responder
  7. ya sabe quien soy

    Casi me animo leyéndote!! ¡Cómo despiertas el entusiasmo! Eres maravillosa, es lo menos que te puedo decir. Sois ejemplares. En fin, que me he emocionado al veros.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Muchas gracias. Demasiados estereotipos… Pero nada como viajar para abrir los ojos y la mente…

      Responder
  8. motherofthelamb

    Yo jamás iré a un país donde no permitan entrar en una cafetería a una mujer, por ejemplo. Por solidaridad hacia mis colegas marroquíes. Cualquier lugar del mundo donde la mujer tenga prohibido hacer algo normal, de la vida cotidiana, no es visitable para mí, ni quiero que mi hijo lo vea. (Por ejemplo, conducir en Arabia Saudi). No quiero que normalice en su interior cosas que son injustas. No dudo que la comida es estupenda, que debe haber lugares bonitos y si no te importan las costumbres no igualitarias del país es muy buen destino. Si fuese hombre soltero no lo dudaría, pero como mujer y como madre, no es destino para mí.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Hola. Muchas gracias por pasar y comentar. Por supuesto, tu opinión y elección es respetable. Sin embargo, no es verdad que no me importen las costumbres no igualitarias. Al contrario. Y, de hecho, no creo que mis hijas hayan normalizado lo que a ellas les ha extrañado. Por eso me preguntaron y or eso aproveché para hablar de algunas situaciones de desigualdad en el mundo. Pero no sólo en los países árabes, por cierto. Por otro lado, las mujeres no tienen prohibido entrar en los bares, sólo que no suelen ir. Por costumbre, porque esté mal visto, por imposición familiar, por machismo, seguramente… Y está claro que la situación de la mujer en Marruecos no es la que nos gustaría, pero tampoco es el más discriminatorio de la zona. Y viajar también implica conocer otras culturas y otras formas de ver la vida que no necesariamente nos tienen que gustar. Y nuestros hijos nos preguntarán y nosotros podremos responder y explicar, no para justificar, sino para denunciar y crearles la conciencia crítica, si es necesario. No ir a un país no va a eliminar un problema, aunque entiendo que te lo tomes como una especie de boicot. Sin embargo, también te pierdes otras muchas facetas de la vida marroquí mucho más positivas. Lo bueno de todo esto es que cada uno puede elegir dónde y cómo viajar.

      Responder
      1. motherofthelamb

        Gracias por aceptar mi comentario. Viajar te abre los ojos y elimina prejuicios a veces…otras vuelves horrorizad@ xD A mi me habían explicado que los bares donde se fuma cachimba las mujeres no pueden entrar porque está feo (ver como se meten algo largo en la boca no les inspira…) También hablé con un marroquí (y lo tuve como jefe pero al mes me autodespedí porque no me pagaba) que me contó que allí se admite la poligamia (por su religión)…de un hombre con varias mujeres pero no a la inversa, etc También leí en un diario serio que allí se practica la ablación…en fin..Creo que es más fácil hablar de estos temas de madres a hijas. Yo no podría hablar de estos temas sin entrar en llamas..si ya de entrada veo cosas de la cultura de una zona que tiene problemas éticos, hago boicot, efectivamente. Menos mal que en Marruecos la situación para la mujer no está tan mal como en otras zonas…pero bueno. También hago boicot a Tailandia por su turismo sexual con menores (y eso que es preciosa) o incluso a EEUU por su famoso derecho a llevar armas. Ya ves, soy una talibana de los viajes 🙂

        Responder
  9. Emilio fernandez

    Muy buenos tips amigo,nosotros somos de marbella y queremos ir en semana santa 2017 con un niño de 1 año recien cumplido,alguna recomendacion al respecto,gracias por adelantado.

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      ¡Hola Emilio! Es muy buena fecha para viajar a Marruecos. Tengo poco más que añadir a lo ya escrito. Quizás por la edad del niño, el tema que tendréis que controlar es el de la comida. No sé si comerá ya de casi todo o si come algo específico que tengáis que llevar. Si vais en autocaravana no hay problema, porque podéis cargar antes de salir. El tema de pañales y demás es igual. Allí vais a encontrar, porque en las ciudades hay supermercados muy similares a los nuestros, pero si preferís llevar desde casa y tenéis espacio, adelante. Y por último, sí que os recomendaría llevar mochila portabebés para pasear por las medinas, donde llevar carro puede ser un poco latazo.
      Si se os ocurre alguna duda concreta, intentaré ayudaros. Un saludo y ¡buen viaje!

      Responder
  10. Pplu

    Hola, que tal viajar en agosto a Marruecos?

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Hola. Nosotros hemos viajado en navidad y Semana Santa para evitar demasiado el calor, pero si elegís una ruta cerca de la costa o con zonas de río, seguramente sea un destino ideal también.
      Espero que lo disfrutéis. Ya veréis que Marruecos engancha. Un saludo.

      Responder
  11. Esther

    Hola familia, que gran descubrimiento vuestras aventuras son realmente interesantes.

    Yo soy Esther y soy la mamá de una familia viajera también.

    Este invierno hemos pasado 1 mes y medio en nuestra autocaravana recorriendo Marruecos y aunque ha sido impactante también ha sido un viaje maravilloso, creo que hemos recorrido muchos lugares en común con vosotras, como el bosque de cedros, Assilah, Chef Chauen y mucho más.

    Es un pais precioso de potentes contrastes, y conducir la autocaravana por allí ya es una enorme aventura jajajaja.

    Nuestras 3 pequeñas lo han disfrutado mucho aunque nosotras hemos pinchado en la parte tribu, no hemos coincidido con nadie en el viaje y a veces les resultaba dificil entablar juego en algunos lugares.

    Bueno pues que ya tenéis otra seguidora, gracias y a seguir viajando.

    Esther. http://www.caracolesnomadas.com

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Hola Esther! Encantada de conocerte por aquí. Jo, la verdad es que Marruecos es una pasada. Y en un mes y medio lo habréis podido recorrer y conocer muy bien… Yo estoy deseando volver para entrar en el desierto y vivir la experiencia de dormir por allí.
      Bueno, me encanta haberos conocida. Os seguiremos la pista 🙂

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *