ConPeques

Consejos para disfrutar del Parque de Atracciones de Madrid con niños

Este verano en nuestra escapada de tres días a Madrid teníamos claro que uno de ellos lo íbamos a dedicar al Parque de Atracciones de Madrid, que no conocíamos ninguno de los que íbamos y que con la reconversión de la zona infantil a Nickeoldeonland, había ganado mucho atractivo para los peques. Poder encontrarse con Bob Esponja, Dora, Diego y sus amigos, las Tortugas Ninja y demás personajes iba a ser un puntazo.

Los Globos Locos de Botas

Los Globos Locos de Botas

Como el resto del viaje, estuvimos preparando esta visita, eligiendo el día, buscando descuentos, estudiando las atracciones, las alturas mínimas para intentar disfrutarlo a tope. Y lo pasamos genial, tanto los grandes como los peques. De nuestra experiencia nacen estos consejos que espero os sean de ayuda cuando os animéis a ir.

  1. La entrada es más económica si la compras on-line. En el verano de 2015 costaba la entrada de adulto 19’90€ frente a los 31’90€ que cobran en taquilla, lo que es una diferencia notable. Los menores de 1 metro y los mayores de 65 años acompañados no pagan y en taquilla hay descuentos para mayores de 60, familias numerosas y personas con discapacidad. No obstante, es relativamente fácil encontrar descuentos y 2×1 en diferentes medios. Nosotros conseguimos varios 2×1 comprando en Carrefour, vimos que los McDonalds de Madrid te daban descuentos y también por Internet encontramos algunas ofertas, así que es cuestión moverse si queréis ahorrar en la entrada.
  2. ¿Cuándo ir? Aunque para la mayoría de las atracciones quizás no importe la estación del año, lo cierto es que las más divertidas son aquellas en las que te pones chorreando (los Rápidos, los Fiordos, el Aserradero y los Juegos de Agua de Nickelodeonland), por lo que para mí, la mejor época para ir es en verano, para poder mojarte y refrescarte.

    Los aviones de los Padrinos Mágicos

    Los aviones de los Padrinos Mágicos

  3. Eso me lleva al siguiente consejo: llevad una muda y ropa de baño, especialmente en verano, porque os vais a mojar (y si no os mojáis no será tan divertido). Es útil llevar un calzado que se pueda mojar y que se seque rápido (unas chanclas o sandalias cerradas) y el bañador puesto, para poder quitarte la ropa al montarte. Yo llevaba una bolsa de plástico en la mochila para guardar las mudas y la ropa que llevaban puesta, para que no se mojara. Por la noche puede refrescar, así que no es buena idea quedarse mojado al final de la tarde.
  4. Llevad agua y algo para picar. Ya sabéis que a los niños las colas les cansan y a veces un tentempié les sirve para sobrellevarlas mejor. Allí se puede comprar comida -patatas, helados y chuches, sobre todo- por lo que si preferís algo sano, fruta o algo por el estilo, mejor llevadlo. Con llevar una botella de agua es suficiente, porque en el parque hay fuentes donde podréis rellenarlas.

    Magneto de Jimmy Neutron

    Magneto de Jimmy Neutron

  5. Para comer podéis elegir entre los muchos restaurantes y kioskos que hay repartidos por el parque o llevar vuestra propia comida y tomarla en alguna de las zonas de pic-nic que hay repartidas para tal fin. Nosotros comimos en el Nickelodeon Café, donde ponen hamburguesas, pizzas, bocadillos, nuggets, que incluye menú para celíacos… Lo típico, pero bueno,es un recurso cómodo y rápido para un día como estos. Lo bueno, es que está en todo el centro de Nickelodeonland, frente a los juegos de agua, donde se fueron las niñas a refrescarse nada más acabar de comer, y la Casa de Bob Esponja.
  6. Estudiad bien las alturas en la web antes de la visita para no crear falsas expectativas a los peques. Hay atracciones para todos los públicos en las que los peques se pueden montar solos o acompañados por un adulto pero también hay otras con altura mínima (1’10, 1’20 o 1’40). De nuestro grupo, formado por niñas de entre 5 y 8 años, que pasaban de 1’10 pero sin alcanzar el 1’40, pudieron montarse en todo aquello que quisieron. Y lo que más les gustó fue el TNT Tren de la Mina. Evidentemente, en las montañas rusas grandes o las sillas voladoras no se montaron, pero tampoco querían. Incluso una de ellas se atrevió con la Tarántula (altura mínima: 1’20) que es bastante intensa… y le encantó.

    Coches de las Tortugas Ninja

    Coches de las Tortugas Ninja

  7. En cuanto a los miedos, no conviene obligar a los niños a montarse y hacerles sentir mal o avergonzarlos si no se atreven a montarse en alguna atracción. Tampoco infundirles miedos que tengamos los mayores. Se les puede animar y felicitar por su valentía, pero no forzarlos. Cada uno encontrará la atracción que le motive, que las tranquilas también son bonitas y entretenidas y no todo el mundo tiene la necesidad de descargar la adrenalina a muchos metros de altura o a gran velocidad.
  8. Conviene estar atento al horario de los espectáculos. Se pueden consultar en la web y también te dan el horario a la entrada. Nosotros no teníamos especial interés por verlos todos, así que elegimos uno de las Tortugas Ninja, que gustaba a una de las niñas y que venía bien de horario y para hacer una parada para merendar y el nocturno. Y lo cierto es que nos defraudaron un poco. El primero nos pareció un poco cutre y el nocturno se nos hizo corto y nos supo a poco. No fuimos a más, pero tampoco nos atraían demasiado. Creo que es la parte que más pueden mejorar en el Parque.
  9. Si vais más de un adulto y os encantan las sensaciones fuertes, no os privéis de montaros en las montañas rusas del Tornado o el Abismo, la caída libre o las míticas sillas voladoras. Que se quede uno con los niños mientras otro se escapa a descargar adrenalina a tope. Para esto viene muy bien ir con la tribu, ya esté formada por otras familias, los titos o los abuelos. Tener apoyos siempre viene genial y aquí te puede servir para hacerte una escapada “de mayores”.
  10. Por último, no olvidéis el propósito principal por el que habéis ido al parque: para disfrutar y pasarlo bien en familia ¿a que sí? ¡Pues vamos allá! Y si eso supone montarse 3 veces seguidas en las medusas o en el autobús de Diego… pues ¡A disfrutarlo a tope! ¿No?

1 Comentario

  1. Pingback: Algunas ideas para visitar Madrid con niños | ConPeques

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *