ConPeques

Las ventajas de las escapadas cercanas

A veces, cuando pensamos en familias viajeras, visualizamos a esas intrépidas y aventureras familias que se recorren el mundo con sus peques y que luego, escriben sus blogs y nos dan una envidia enorme y unas tremendas ganas de viajar… Pero claro, luego nos despertamos y volvemos a la realidad, con nuestro presupuesto limitado y nuestras vacaciones acotadas. Y algo así nos ha pasado este último verano, en el que el por motivos laborales hemos sustituido nuestra tradicional gran ruta en autocaravana por pequeñas escapadas. Al fin y al cabo, ya habíamos hecho un viaje largo en Semana Santa: nuestra ruta en autocaravana por Marruecos. Y tampoco era cuestión de abusar.

De excursión en Sierra Nevada

De excursión en Sierra Nevada

Y el caso es que no ha estado mal. Hemos disfrutado mucho de las playas granadinas, de los abuelos, de los amigos y hemos explorado nuestro entorno, cosa que no siempre teníamos ocasión de hacer. Y además, los fines de semana que hemos podido, nos hemos escapado -tanto en hotel como en autocaravana- a destinos cercanos, pero muy atractivos.

¿Y cuáles son las ventajas de hacer estas escapadas más cercanas a nuestro entorno?

  1. El gasto, obviamente. Si se evitan desplazamientos en avión o muchos kilómetros en coche, con el consecuente gasto en combustible, el presupuesto se reduce enormemente.

    Garganta de los Infiernos, Los Pilones (Cáceres)

    Garganta de los Infiernos, Los Pilones (Cáceres)

  2. Más escapadas de menos tiempo. Si no dispones de largas vacaciones, pero sí puedes coger días sueltos o disfrutar de puentes, puedes aprovechar los fines de semana para hacer escapadas a lugares cercanos: coger la furgo o la autocaravana, una casa rural, un camping, o una noche en un hotel pueden convertirse en una experiencia estupenda en familia. O, simplemente, se pueden hacer escapadas de un día, con lo que nos ahorramos los gastos de alojamiento.

    Molinos de Viento, Campo de Criptana

    Molinos de Viento, Campo de Criptana

  3. Conocer tu entorno. Descubrir la geografía, la diversidad de paisajes, la flora y la fauna de nuestra provincia o región. En Andalucía podemos pasar de las altas cumbres de Sierra Nevada a las maravillosas playas de Cabo de Gata o de Cádiz y Huelva, del parque natural de Doñana al de la Sierra de Cazorla y Segura, de las formaciones geológicas del Torcal de Antequera a las de las cuevas de Sorbas o de Nerja.

    Baelo Claudia, PLaya Bolonia, Cádiz

    Baelo Claudia, PLaya Bolonia, Cádiz

  4. Descubrir las huellas de nuestra historia: Para los peques que van estudiando las distintas etapas de la Historia, un complemento ideal para su formación, que los motivará sin duda, es observar de primera mano los restos arqueológicos prehistóricos, como la Cueva de las Ventanas de Píñar, o las ruinas griegas y romanas que se conservan en nuestras ciudades, los restos medievales (ya sean monasterios, ermitas o iglesias cristianos como los restos árabes: mezquitas, alcázares y fortalezas que se reparten por media España), los palacios e iglesias renacentistas y barrocas y así hasta llegar a la actualidad.

    El Alabaicín desde la Alhambra, Granada

    El Albaicín desde la Alhambra, Granada

  5. Descubrir los paraísos cercanos. A veces nos obsesionamos por descubrir maravillosos y exóticos lugares cuando en muchas ocasiones tenemos verdaderos paraísos a la vuelta de la esquina: una playa de fina arena, un pantano en un entorno espectacular, una cascada, el nacimiento de un río, un palacio, un museo, un parque… Sólo hay que leer las guías, leer los blogs de las familias viajeras y coger la carretera para descubrirlos, ¿no?

    Uclés, Cuenca

    Uclés, Cuenca

  6. Desconectar. ¿No os pasa que cuando disfrutáis de un fin de semana fuera os da la sensación de que lleváis unos días de vacaciones? A nosotros sí. Salimos un viernes y el sábado ya tenemos la impresión de llevar unos días fuera de casa. Desconectamos de la rutina y nos recargamos las pilas para la siguiente semana… ¡y hasta la próxima escapada!

Imágenes: ConPeques y Photoraised

5 Comentarios

  1. Ruth de viajarcontushijos

    Hola!!!

    ¡Cuánta razón tienes! Nosotros solemos salir muchos fines de semana en furgoneta y nos pasa exactamente lo que comentas. Sales un viernes, vuelves un domingo y estás renovada. Has desconectado como si te hubieras ido al fin del mundo. Y en realidad has estado a poca distancia de tu casa! A mi me suele pasar en muchas ocasiones, volver el lunes al trabajo y no acordarme de en qué estaba trabajando. ¿Es eso desconectar o no? JAJAJA.

    Además como bien dices también, se pueden conocer lugares espectaculares cerca de casa. Yo me suelo decantar por lugares naturales, es decir, cascadas, bosques, montes, lagos, lagunas, etc. Pero para gustos los colores. Cada uno puedo buscar cientos de cosas que hacer cerca de su casa!

    Muchas gracias por la entrada!

    Un saludo!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias a ti, Ruth! Es justo eso. Nosotros también preferimos las escapadas naturales: excursiones cortitas para descubrir parajes únicos, aunque de vez en cuando hacemos un poco de turismo rural o de ciudad. 😉

      Responder
  2. El Caldero de Nimue

    Totalmente de acuerdo, es un recargapilas, bueno, bonito y barato. 🙂

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Y mola mucho! Qué ganas de que llegue el próximo puente y podamos inventar algo 🙂

      Responder
  3. Pingback: Resumen fotográfico de nuestro 2015 viajero | ConPeques

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *