ConPeques

Cinco destinos para tener en Cuenca

Cuenca es una provincia increíble. Hemos estado en el puente de Todos los Santos y se nos han quedado cortos los días para ver y disfrutar de todas sus maravillas naturales. Nos ha parecido un destino perfecto para recorrerlo en autocaravana, pues hemos encontrado áreas y aparcamientos perfectos para cada noche, y también para viajar con niños, por las dimensiones de sus pueblos, la tranquilidad de sus calles y las características de las rutas que hemos elegido.

Cuenca desde el sendero de la Hoz del Huécar

Cuenca desde el sendero de la Hoz del Huécar

Aunque ya habíamos estado por Cuenca hacía unos años sin niñas, ahora que volvíamos con ellas y con otra familia viajera, nuestros compañeros de aventuras favoritos, nos teníamos que preparar un poco la ruta. y para ello nada mejor que echar un vistazo a nuestros colegas blogueros que siempre dan consejos y recomendaciones bien chulas. Nuestra amiga Ía en su Caldero de Nimüe nos hablaba de Cuenca, la ciudad encantada, los callejones de las majadas y de Alarcón, de los amigos de Viajando en Furgo cogimos la idea de hacer la Ruta de las Caras de Buendía y de Pili de Bienvenidos a Lilliput algunas de sus ideas para visitar Cuenca con niños, aunque muchas de ellas las tendremos que dejar para la próxima escapada por la zona, porque tres días no dan para recorrerse la Serranía de Cuenca que esconde infinitos tesoros naturales.

Este ha sido nuestro itinerario:Ruta Cuenca Conpeques

  1. Uclés. Llegamos a este pequeño pueblo atraídos por la presencia de un monasterio renacentista y barroco, así como un castillo y fortalezas árabes, además de un área para autocaravanas. Esta se encuentra a las afueras del pueblo (en la carretera que va hacia Pajares) por lo que, dado que el pueblo se veía tranquilo, buscamos un aparcamiento más céntrico y un lugareño nos recomendó que nos quedáramos en un descampado justo al lado del arco que da acceso al pueblo. Esa noche no pudimos ver gran cosa de Uclés, pero a la mañana siguiente nos levantamos con ganas de dar un paseo por sus callejuelas empinadas y acercarnos al monasterio, construido por la Orden de Santiago, que se puede visitar, y las restos de la fortaleza árabe que se encuentran en la parte alta del pueblo.

    Monasterio de Uclés, Cuenca

    Monasterio de Uclés, Cuenca

  2. Ruta de las Caras (Buendía). Ese mismo día nos acercamos a la localidad de Buendía, que esconde un conjunto escultórico de acceso libre y gratuito integrado en un pinar cercano al pueblo, con vistas al pantano. Para llegar a la ruta hay que llegar Buendía y desde allí tomar el camino de tierra que lleva a la misma. En la oficina de Turismo que se encuentra a la entrada de Buendia os pueden dar más información sobre visitas guiadas y os pueden dar un plano con el recorrido, que viene muy bien para ir identificando las esculturas y no pasarse ninguna. Para las niñas fue como su mapa del tesoro que las iba llevando de una pista a otra. La ruta es circular y muy fácil para hacerla con niños, y aunque se puede ir con carro (nuestros amigos lo llevaron), no es lo más cómodo puesto que hay escalones en varios tramos. Lo bueno de esta corta excursión es que los peques lo pasan en grande buscando las caras y descubriéndolas escondidas por cualquier rincón del camino. Después de la ruta, se puede hacer un picnic en alguna de las mesas de madera que hay en la zona de aparcamientos. Aquí no se puede pernoctar, pero hay en el pueblo un área para autocaravanas: hay que pedir la llave en Turismo o llamando a un teléfono que aparece en la misma área y cuesta 5€ a menos que se demuestre un gasto de 20€ de alguno de los establecimientos de la localidad.

    Ruta de las Caras, Buendía

    Ruta de las Caras, Buendía

  3. Cuenca. La ciudad de Cuenca es una auténtica maravilla. Aunque ya la conocíamos, creo que esta vez nos ha gustado aún más. Llegamos a media tarde y, siguiendo las indicaciones que teníamos de otros autocaravanistas, atravesamos todo el centro de la ciudad, Plaza Mayor incluida, y subimos hasta el aparcamiento del Castillo, donde se puede pernoctar sin problemas (si bien un poco inclinados) y con unas vistas impresionantes de la ciudad. El paseo desde allí hasta el centro es muy agradable, bajando por la paralela a la calle principal se puede disfrutar de callejuelas que te transportan a la Edad Media, con vistas a la hoz del Huécar, hasta llegar a la catedral de Santa María la Mayor. De ahí se puede seguir callejeando hasta las Casas Colgadas y el puente de San Pablo que lleva hasta el Parador. Y luego volver a subir a la Plaza Mayor, donde hay varios bares donde tomar algo y desde donde se puede coger el camino que sube de nuevo hacia el Castillo con vistas esta vez a la Hoz del Júcar, más grande y caudaloso que el anterior. La oferta cultural es muy amplia y hay muchos planes recomendables para visitar Cuenca con niños: el Museo de la Ciencia, rutas que rodean el centro histórico, visitas guiadas y dramatizadas, etc.

    Jumping Cuenca

    Jumping Cuenca

  4. Ciudad Encantada. Visita indispensable de la Serranía de Cuenca, la elegimos por encontrarse muy cerca de la capital, a tan solo media hora, aunque nuestra amiga Ía nos había recomendado en su blog también los Callejones de las Majadas, igual de espectaculares y de acceso libre. De todas formas, creo que las instalaciones de la Ciudad Encantada han cambiado desde que ellos las visitaron, pues se quejaban de que no hubiera ni un panel informativo y ahora sí los hay… ¡aunque también la entrada ahora es más cara que entonces (5€)!. Seguramente estaban en un periodo de transición, pues nosotros fuimos hace unos 8 años y creo recordar que el acceso era libre y gratuito. pero aunque es una pena que sea así, lo cierto es que muchas veces si se quiere conservar un espacio natural hay que cerrarlo y cobrar entrada. Así somos 🙁 Nosotros llegamos con la hora un poco justa y tuvimos que hacer el recorrido bastante rápido para que no cerraran y nos quedáramos dentro. Aún así, fue una visita muy divertida: corrimos con el plano en mano en búsqueda de las caprichosas formas que los millones de años de erosión han ido creando en la roca. Y sin duda, la imaginación de las niñas supera con creces los nombres propuestos: por todas partes imaginaban nuevas formas y renombraban a las famosas rocas. ¡Para los peques puede ser una visita mágica! ¡Muy recomendable! Y, si vais con más tiempo que nosotros, es el sitio perfecto para preparar unos bocatas y comer en un entorno tan particular.Ciudad Encantada Cuenca
  5. Alarcón. Nuestra última parada la elegimos por encontrarse al sur de la provincia de Cuenca, para recortar así unos cuantos kilómetros a la vuelta que nos esperaba el día siguiente. Alarcón es como un pueblo de cuento, como si fuera de cartón piedra, con sus casas de piedra, su majestuoso castillo, ubicado sobre un pantano y convertido en Parador Nacional, y las torres de vigilancia y las murallas que lo rodean. Por eso también es fundamentalmente turístico. Es increíble que en una población tan pequeña haya junto al parador un hotel de cuatro estrellas, una pensión y y un montón de alojamientos rurales. Aunque la verdad es que el pueblo es muy bonito y el entorno es muy verde. Lástima que el día estuviera lluvioso y no nos permitiera dar una vuelta por los senderos que rodean el pueblo. Lo que nos gustó también fue que hay mucho aparcamiento y que, a pesar de que el acceso da un poco de susto porque la carretera pasa bajos tres arcos, el caso es que la autocaravana cabe perfectamente y que el aparcamiento de autobuses que hay siguiendo la calle de entrada es muy amplio, plano y con vistas a los bosques que rodean el pueblo, lo que convierte a Alarcón en un lugar ideal para ir con la autocaravana y pernoctar.

    Alarcón

    Alarcón

Sabemos que Cuenca es mucho más que estos cinco destinos. Y ya nos gustaría haber dispuesto de más días para haber explorado la serranía de Cuenca: la laguna de Uña, el nacimiento del río Cuervo o el parque cinegético de El Hosquillo, aunque eso lo dejaremos para otra ocasión… y en el último caso, para cuando podamos ir con nuestra autocaravana al parque. Porque aunque parezca increíble, ¡no se puede acceder a él en autocaravana! Aunque me dijeron que están estudiando levantar esta absurda prohibición. Ya veremos…

¿Qué más nos recomendáis para la próxima escapada?

Fotografías by Photoraised

11 Comentarios

  1. El Caldero de Nimue

    ¡Qué pedazo de botes pegas! 🙂

    Muchas gracias por la mención ¡guapa! Y qué bien han quedado las fotos, me gusta mucho el retoque que le dais.

    Por cierto, desconocía por completo la ruta de las caras. ¡Apuntada queda!

    Una entrada genial. Realmente #CuencaEnamora

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Jajaja ya sabes que tengo piernas potentes 😉
      Gracias Ía! Por las recomendaciones, por servirnos de guía y por pasar por aquí. Un beso, guapa.
      Por cierto, de las fotos… todo el mérito es de Iván 🙂

      Responder
  2. photoraised

    Ha sido una escapada mas de este año sin un gran viaje (Bueno Marruecos si que lo fue, pero hablo de mas de una semana ;)… )Cuenca es Preciosa, vegetación, pueblos encantadores, paisajes únicos.. Un placer para viajar en buena compañía!!

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Cada año nos brinda oportunidades viajeras diferentes: viajes más largos o menos, que se compensan con escapadas chulas como estas. Todavía nos queda otro gran puente antes de acabar el año… Ya veremos si lo aprovechamos. <3

      Responder
  3. Viajando En Furgo

    ¡Cómo me alegro que disfrutarais de vuestro viaje a Cuenca! Sobre todo de la Ruta de las Caras (muchas gracias por la mención).
    Cuenca es una pasada. Genial para viajar con los peques. Alarcón no lo conocemos. Para la próxima.
    Un abrazo.
    Loli

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias Loli! La verdad es que Cuenca me ha parecido una provincia muy receptiva para las autocaravanas porque hemos visto un par de áreas específicas, pero también aparcamientos amplios e incluso en la propia capital, en un pedazo de sitio como es el castillo. Así da gusto.

      Responder
  4. ya sabe quien soy

    Leyéndote yo también he recorrido Cuenca. ¡Qué maravilla!. creo que el Inserso no ofrece ese viaje. Preguntaré.besos.

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Jajaja creo que con inserso o sin él, es un viaje para hacerlo y disfrutarlo.

      Responder
  5. Ruth

    Jooo qué bonito!!!!! Lo acabo de leer y me he transportado de nuevo a la furgo???.
    Cuando volvemos a escaparnos????

    Responder
    1. MMar ConPeques (Publicaciones Autor)

      Ruth, ¡yo con vosotros al fin del mundo! En cuanto queráis, silba y allá que nos vamos 🙂

      Responder
  6. Pingback: Imprescindibles con niños en Cuenca | ConPeques

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *