ConPeques

Primeros consejos para viajar a Nueva York con niños

¡Ya estamos de vuelta de nuestra última aventura! Nuestro #NYconpeques ha sido todo un éxito y todavía tenemos en nuestros cuerpos la emoción del viaje y los recuerdos muy vívidos. Y por si teníamos la duda de si esta ciudad era adecuada para viajar con niños, tengo que decir rotundamente que sí, que Nueva York con niños se puede y se debe visitar y disfrutar. Eso sí, teniendo algunas cosas en cuenta y adaptando las visitas a sus gustos, ritmos y necesidades, como es normal. Quizás pueda resultar agotador para peques de 2-3 años que a lo mejor no van a poder valorar y disfrutar de todo lo que están viendo, pero con los 6-8 años que tienen mis hijas es un destino genial: aguantan caminando bastante, son inquietas y habiendo parques y algo para picar, encuentran una increíble recarga automática de energía. No obstante, cada familia es diferente y cada padre o madre conoce a sus hijos y sabe cuándo será el momento oportuno para este viaje.Skyline NY

Respecto a los vuelos, después de haber disfrutado de una vuelta directa Nueva York-Madrid, la verdad es que la diferencia es brutal respecto a un vuelo con escalas. Es infinitamente un vuelo más corto (apenas 6 horas), pero claro, también es mucho más caro, así que hay que sopesar los pros y contras. Si encontráis un buen precio o el dinero no es problema… ¡no lo dudéis! De todas maneras, creo que los adultos éramos los que estábamos más incómodos en el avión. Las niñas vieron pelis, comieron y se durmieron sin ningún problema encima de sus papis -de ahí lo de que ellas fueran más cómodas, claro 🙂 -.

Como ya os comenté en el post sobre los preparativos para el viaje a Nueva York, habíamos reservado un shuttle privado desde el aeropuerto JFK hasta nuestra casita en Nueva York. Y creo que fue otro gran acierto. El avión llegó sobre las 21’30 y mientras hacíamos los trámites de entrada al país (que no fueron excesivamente largos, por cierto) y recogíamos maletas, se pasó casi una hora. Estaba nevando y, sinceramente, no tener que pensar cómo llegar a la casa, sino que te dejaran directamente en la puerta, fue de agradecer. Os recuerdo que éramos 9 personas y la furgoneta era perfecta para nosotros.

Nuestra casita en Manhattan

Nuestra casita en Manhattan

¿Y qué decir de la casa? Nos encantó. Y recomiendo claramente en un viaje con niños (y abuelos) alquilar un piso o casa en Manhattan como la mejor opción para disfrutar de la estancia. Imaginaos la típica casa de la películas: estrecha pero de 3 plantas, con un salón cocina con una gran mesa para comer juntos, pequeña terraza incluida y cuatro dormitorios amplios (dos por planta). Elegimos la zona de Upper East Side. Para entendernos, la casa estaba en el centro de la isla, a la altura de la mitad de Central Park, a 10 minutos andando del Metropolitan o del Guggenheim y a tres calles de la parada de metro más cercana. Es decir, estaba bastante bien localizada, en una zona residencial muy cercana a tiendas, supermercados y restaurantes. Lo bueno de disponer de esta casa es que todos los días desayunábamos y cenábamos en casa, por lo que solo hacíamos una comida fuera de casa, lo que ha supuesto un ahorro considerable. Además, para la hora de la cena tanto las niñas como los abuelos estaban ya agotados, así que nos asegurábamos no llegar muy tarde a casa, acostarnos pronto y así despertarnos tempranito al día siguiente.

Para los desplazamientos por la ciudad nos compramos la tarjeta de metro Metrocard con transporte ilimitado durante una semana por 30$. Es válida para metro, autobuses e  incluso el teleférico hacia Roosevellt Island. Viajando con niños y/o personas mayores va genial para evitar grandes distancias. Y aunque nosotros anduvimos bastantes kilómetros diarios, la usamos una media de 2 veces diarias. Y merece la pena.

Foto de grupo esperando el metro

Foto de grupo esperando el metro

Para organizar la visita a museos y monumentos, decidimos no comprar ninguna de las tarjetas turísticas como la New York Pass o la City Pass. Creo que pueden ser interesantes si se tiene intención de visitar muchas cosas en pocos días, pero nosotros no nos veíamos en ese plan. Hicimos cuentas con nuestros imprescindibles de Nueva York y vimos que era mejor comprar las entradas individuales. De la otra forma habríamos pagado de más y seguramente no hubiéramos podido visitar todo lo que ofrecen. Hay que tener en cuenta que en esos pases hacen las cuentas dando por hecho que pagas la entrada recomendada también en los museos de pago voluntario, como el Metropolitan o el de Historia Natural, donde tú decides si quieres o no pagar y cuánto. Nosotros pagamos entrada, pero menos de la “recomendada” que son 25$/adulto (digamos que nos hicimos el precio especial por grupo que nosotros consideramos justo). Por otro lado, hay muchos planes gratis en Nueva York que molan y hay que dejar también tiempo para ellos J E incluso hay sitios para los que no está incluida la entrada, como el Zoo de Central Park. En fin, es cuestión de hacer la lista de prioridades, estudiar lo que ofrece cada uno, hacer cuentas y luego decidir.

Miss Liberty. La Estatua de la Libertad

Miss Liberty. La Estatua de la Libertad

¿Y para los peques? Hay muchos planes con niños en Nueva York. La única pega es ¡que no se pueden hacer todos! Y que hay que combinarlos con los planes no específicos para ellos que los papis queremos hacer.

Central Park es, quizás, el centro de la vida infantil en Manhattan: parques de columpios temáticos, ardillas por doquier, el zoo, los lagos, zonas de picnic, paseos en bici… Este gran parque da mucho juego y nosotros lo disfrutamos a tope.

Observando ardillas en Central Park

Observando ardillas en Central Park

Hay otros parques de columpios por la ciudad. El segundo que más nos gustó estaba en Chinatown, con columpios de inspiración oriental y donde había un ambiente muy chulo. Pero también pasamos por el Carrusel del Bryant Park, el Madison Square Park o el Main Street Park de Brooklyn ,(cuya zona de columpios cerró justo cuando llegamos a las 7 PM pero desde donde se ve un maravilloso atardecer con el puente de Brooklyn y el skyline de Manhattan de fondo.

Columpios en Chinatown

Columpios en Chinatown

Existen museos específicos para niños: el de Manhattan, el de Brooklyn, el de Staten Island, el Judío, el de Arte… Cada uno de ellos ofrece actividades para peques y zonas de juegos que harán las delicias de nuestros hijos. Si queremos darnos un respiro y darles una alegría, son una buena opción.

Pero también los museos convencionales pueden ser muy interesantes para los niños. Creo que si sabemos motivar, no tienen por qué ser un sitio aburrido. ¡Todo lo contrario! El Museo de Historia Natural era uno de nuestros destinos prioritarios. De hecho, fue nuestra primera visita en la ciudad. Después de haber visto la película de Noche en el Museo, las niñas tenían muchas ganas de ver algunos de los protagonistas que allí salían, como Rexy (el esqueleto del T-Rex), Ton Ton (el moái de la Isla de Pascua) o el mono capuchino.

Rexy y Ton Ton en el Museo de Historia Natural

Rexy y Ton Ton en el Museo de Historia Natural

También los museos de arte, como el MET o el MoMA pueden ser interesantes si se seleccionan solo algunas obras representativas, de las que las niñas puedan saber algo o sobre las que se preparen una explicación que hagan al resto de la familia. Seguro que si preparáis la visita antes del viaje, llegarán al museo con muchas ganas de ver “su” cuadro y contaros cosas sobre él. De todas formas, es importante que la visita no se alargue más de 1 hora y media o 2 horas como mucho, para que no llegue a cansarles demasiado.

Collage de arte impresionista en el MET

Collage de arte impresionista en el MET

Y pensando en la parte más consumista, hay tiendas que son una auténtica gozada tanto para niños como para los mayores: la tienda M&M, la Disney Store, las tiendas LEGO, la fábrica de peluches personalizables Build a Bear… Lástima que cuando fuimos ya hubieran cerrado el enorme Toys’r’us de Time Square y la mítica FAO Schwarz, la tienda más antigua de juguetes de la ciudad que algunos recordamos por la escena del piano de la peli Big. Solo verlas ya es una pasada. Y si los peques han traído sus ahorros para llevarse algún recuerdo… ¡no podrán resistirse!

Imposible resistirse a los M&M

Imposible resistirse a los M&M

 

Como veis, hay tantas cosas que hacer y que ver que quizás una semana se os quede corta pero… ¿A que os han dado muchas ganas de viajar? A mí me está encantando revivirlo con vosotros. ¡Seguiremos contando cositas!

Fotografías de ConPeques y Photoraised

13 Comentarios

  1. Iván

    Me encanta ir rememorando momentos cuando leo tus post o voy revelando mis fotografías… sin duda el viaje no defraudó las grandisima expectativas que durante 37 años he creado.

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Es verdad, es como ir reviviendo momentos únicos. Y tus fotos son el complemento perfecto. Gracias por dejarme compartirlas

      Responder
  2. Mari Carmen

    También han cerrado el Toys’ r ‘ us? Sabía lo de Fao pero no del otro. Qué pena! Eran dos tiendas que molaban un montón!

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Sí ?? cerraron estas navidades. Fue un pequeño chasco enterarnos porque les habíamos hablado a las niñas de la tienda y su noria… pero bueno, quedan mil cosas chulas que ver por allí ?

      Responder
  3. Mercedes

    Qué viajazo!, con abuelos y peques…, inolvidable, seguro. Me encanta la propuesta de alquilar un apartamento , cada vez le veo más ventajas a esa opción frente a los hoteles tradicionales. Esperando el siguiente post 😉

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Es verdad que ha sido todo una viajazo familiar, una experiencia inolvidable para cada uno de nosotros. Y ha molado mucho ir con ellos: hemos compartido gastos, nos han echado una mano con las niñas y, sobre todo, se quedaron con ellas para que pudiéramos ir al partido de la NBA jejeje (para nada interesados que somos…)
      Y lo de la casa, sin duda eso fue un acierto. A lo mejor si vas con más gente que no es el núcleo familiar pueden surgir los típicos roces de la convivencia bajo el mismo techo, pero por suerte por aquí somos todos gente muy civilizada y nos hemos llevado bien. Así que, efectivamente, totalmente recomendable.
      Un beso!

      Responder
  4. El Caldero de Nimue

    ¡Qué guay!

    Estoy deseando leer la continuación del viaje. ¡Las fotos prometen!

    Besito

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      ¡Sí! Yo también estoy deseando encontrar un hueco para seguir contando detalles!
      Y las fotos… Ufff… ¡yo también estoy flipando con ellas! (Gracias, Photoraised, por pasármelas)
      ¡Un beso!

      Responder
  5. Martin

    Hola realmente muy intersante tu post y tus consejos, ademas encontre otros tips de viajes para la gente que quiere ahorrar en hoteles, lo dejo aqui ya que es interesante. http://www.buscandovuelos.com/ahorrar-dinero-en-hoteles/

    Responder
  6. Pingback: Qué ver en Nueva York en una semana - ConPeques

  7. Julieta - Consejos Nueva York

    Hola muy buenos consejos los tuyos la verdad, me sirvieron bastante bien. Aqui dejo mas consejos para nueva york para los que esten interesados. http://www.buscandovuelos.com/10-cosas-que-hay-que-conocer-en-nueva-york/

    Saludos y Gracias!!

    Responder
  8. mariana

    excelente la información que compartes, felicidades por tu blog la verdad tienes consejos muy útiles.
    un saludo desde Colombia

    Responder
  9. Inma

    Hola Maria del Mar, suelo leer tu blog y me parece muy interesante sobre todo tus consejos para los viajes con niños. Estoy organizando un viaje a Nueva York con mis niñas y yo opino como tu respecto al alquiler de apartamentos o casas; lo considero mucho mas cómodo; pero me da un poco de miedo cruzar el charco y encontrarme con alguna sorpresa; tu podrias darme el contacto de la pagina y la casa que reservaste? asi se que no voy a tener problemas de antemano. Muchas gracias por la labor que haces y que tan util es para los que buscamos planes con niños. Saludos

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *