ConPeques

Un día en Aquaola, planazo de verano

Uno de los imprescindibles del verano en Granada es la visita al parque acuático Aquaola, situado muy cerca de la capital, en Cenes de la Vega, en un lugar elevado, con unas vistas privilegiadas de Sierra Nevada. De hecho, el sitio de por sí ya es tan fresco que a veces a final de agosto hace frío de más. Sin embargo, es el lugar ideal para pasar un día en familia y huir de las calurosas temperaturas de Granada.

El parque es perfecto para disfrutarlo en familia, con peques de todas las edades, pues a diferencia de otros, no tiene limitaciones de altura en los toboganes y está permitido tirarse por alguno de ellos junto a los peques. Y esto no lo hace para nada inseguro. La única zona con restricción de altura (1’40 m.) es el Lago Iguazú, donde hay saltos y un tobogán que cae desde unos metros de altura al lago.

¿Y qué atracciones hay?Plano Aquaola

 

La zona familiar es la del barco pirata, que dispone columpios, toboganes y chorros de agua para que los más peques se diviertan. Junto a este hay una amplia zona de césped y mesas de picnic para dejar las cosas, las toallas y aprovechar para comer.

Barco pirata Aquaola

Junto a esta está la piscina de olas, que cada 45 minutos se pone en funcionamiento, pero que también se puede disfrutar sin olas y con los flotadores de alquiler.

Piscina de olas Aquaola

Y a partir de ahí los toboganes: los típicos con curvas, las pistas blandas, los kamikaces (Mulhacén y Veleta) y aquellos por los que te tiras con roscos (Black Pipe y Río Bravo). Son todos muy divertidos. Y a mis niñas les encantaron y querían repetir continuamente en todos.

Diversión en Aquaola

¿Algunas recomendaciones?

  • Nosotros preferimos llevar nuestra propia comida y comer en el césped o la zona de pic-nic, pero también hay restaurante con menú y cafetería, que van bien si apetece un cafelillo, un helado de postre o un gofre para la merienda.
  • Como siempre en verano, es Imprescindible llevar crema y reponerse cada cierto tiempo para evitar que nos quememos la piel, ni los papis ni los peques.
  • Como lo normal es aprovechar hasta el último momento de apertura de los toboganes, no viene mal una muda para cambiarse al final de la jornada y marcharse duchado y seco a casa. A la entrada del parque hay taquillas para guardar bolsa de ropa u objetos de valor por si no queréis dejarlos solos mientras os vais a los toboganes.
  • Estad atentos a las diferentes ofertas y descuentos que podéis encontrar en la red para sacar las entradas algo más baratas : desde cupones descuento a sorteos de entradas en el Facebook de Aquaola y en otras webs. Además, el propio parque acuático ofrece descuentos fijos a desempleados (los miércoles) o el 3×2 de los viernes.
  • Aquaola no es un parque acuático muy grande, por lo que un día allí da para tirarse varias veces por cada tobogán. Incluso si lo preferís, podéis aprovechar solo la tarde hasta las 7, que es cuando cierra, y pagar la entrada de medio día (a partir de las 15 horas).
  • Ya he comentado que el parque es recomendable y seguro para peques de todas las edades, así que ya -según las edades- podréis disfrutar más de la zona familiar del barco pirata o animaros a tiraros por los toboganes. Y ya serán los propios niños quienes os pedirán repetir en unos u otros.
  • El acceso a Aquaola puede realizarse en vehículo propio (hay parking en la entrada) o en transporte público. Existe un servicio de transporte gratuito desde la parada del autobús urbano SN1 en Cenes de la Vega hasta la entrada al parque (de 11’30 a 15’30 y de 18’00 a 19’15).
  • Y la última: ¡muchas ganas de pasarlo bien!

Bajo el agua en Aquaola

¡Que lo disfrutéis!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *