ConPeques

Escapada a Guadix con niños

Este fin de semana nos hemos quitado una espinita que teníamos clavada y por fin hemos hecho esta escapada a Guadix que teníamos pendiente. Habíamos pasado por allí muchas veces pero no nos habíamos parado a visitar la ciudad. Y fue después de leer un post sobre los pueblos más bonitos de España cuando me decidí a organizar nuestro Guadix con niños.

Fuente de Guadix

Fuente de Guadix

Guadix es un destino perfecto para una escapada en familia de un día (desde Granada o ciudades cercanas) o -mejor aún- de fin de semana, lo que te abre más opciones para descubrir sus alojamientos con encanto así como excursiones por la zona. Visitar esta ciudad y su entorno es una excusa perfecta para descubrir paisajes únicos así como para entender parte de la Historia de la Península y explicársela a los peques de la casa.

Panorámica desde Guadix

Panorámica desde Guadix

Y es que la historia de Guadix se remonta a los primeros asentamientos iberos, si bien es en época romana cuando se funda oficialmente la ciudad con el nombre  de Julia Gemella Acci (de donde deriva el gentilicio accitano/a), de cuando se conservan restos arqueológicos que incluyen un teatro al pie de la actual catedral.

El nombre actual procede de la época árabe, que ha dejado como vestigios de aquella época la Alcazaba que aun hoy se alza en la parte alta el pueblo.

Saltando ante la catedral de Guadix

Saltando ante la catedral de Guadix

Tras la Reconquista, el Arzobispo de Toledo convirtió a Guadix en un enclave episcopal por su idónea ubicación, lo que explica la construcción de una catedral en la localidad, donde antes se ubicaba la mezquita mayor -y antes una iglesia hispano-visigoda-. El templo presenta como característica principal los tres estilos predominantes de los siglos que duró su construcción, desde el gótico del proyecto inicial, al barroco de las portadas, pasando por el renacentista del ábside al crucero y la capilla Mayor, obra de Diego de Siloé (arquitecto de la catedral de Granada).

Acceso a la Plaza de la Constitución

Acceso a la Plaza de la Constitución

De los siglos XVI y XVII data la Plaza de la Constitución, una bonita plaza porticada que recuerda más a las plazas castellanas de esta época que a las andaluzas. En ella se encuentra la Oficina de Turismo, el Ayuntamiento, el teatro Mira de Amescua y un pequeño Museo de Fotografía. Es un buen sitio para sentarse a tomar algo en alguno de sus bares o cafeterías, con la tranquilidad de que los peques corran por un espacio libre de coches.

Trenecito turístico de Guadix

Trenecito turístico de Guadix

Finalmente, de esta época datan las primeras casas-cueva, viviendas autóctonas de toda la comarca que -según unos- fueron creadas por los moriscos expulsados de Granada y las Alpujarras y -según otros- por los cristianos que no tenían medios para construir otro tipo de viviendas. Para visitarlas puede ser una buena idea subir al barrio de las cuevas en el trenecito turístico que sale de la plaza de la catedral. El precio es de 5€/adultos y de 3€/menores. Les encanta a los peques y te ahorras una subida empinada. Además, así evitas pasar por zonas que  no son tan “recomendables”, El tren incluye una breve explicación de la historia de la ciudad y el conductor te da las indicaciones necesarias para moverte por este barrio tan peculiar, compuesto por unas 2000 cuevas y habitado por unas 3000 personas.

Panorámica del Barrio de las Cuevas

Panorámica del Barrio de las Cuevas

Desde sus miradores es posible contemplar este paisaje tan pintoresco en el que se ven salir chimeneas blancas de la montaña, con formas curiosas. Es posible visitar alguna de las cuevas de forma gratuita -aunque se aceptan donativos- para ver cómo son por dentro: sin ventanas ni puertas, por lo que la fuente principal de luz es la puerta de entrada, las habitaciones están separadas tan sólo por cortinas y la cocina y el baño suelen estar en la parte exterior, para tener mejor ventilación.

Acceso a la casa cueva de

Acceso a  casa cueva

Para los peques, por último, hay que mencionar las zonas de parque y columpios, entre las que destacan el céntrico Parque Pedro Antonio de Alarcón y el Parque del Vivero, perfecto para ir a pasear, corretear y ver los peces en el estanque.

Si vuestra escapada es de todo un fin de semana, una buena idea es alojarse en este tipo de viviendas ya sea en el barrio de las Cuevas o en las localidades cercanas a Guadix. Es una experiencia diferente en un alojamiento turístico de calidad, dotado de las comodidades necesarias.

Otras ideas que aún no hemos probado pero que nos apetece mucho para disfrutar en familia de la zona podrían ser.

  • A 8 kilómetros de Guadix se encuentra Trópolis, un multiespacio ubicado en una cueva creado para difundir la vida y la cultura de la comarca. Organizan visitas guiadas para conocer el trogloditismo (la vida en las cuevas), talleres de pan y de queso para peques y grandes, catas de vino y es el punto de partida de rutas y senderos del Valle del Zalabí.

    Imagen de Tropilis

    Imagen de Tropolis

  • En la zona se encuentra el Castillo de la Calahorra, un edificio renacentista que domina una colina de esta comarca: el austero estilo militar del exterior esconde una cuidada decoración interior.
  • Y si queréis hacer alguna ruta con los peques por la zona, podéis acercaros a Aldeire, donde sale un sendero junto a un río con saltos de agua y puentes colgantes. O a Lugros y hacer la preciosa excursión de la Dehesa del Camarate, especialmente recomendable en otoño.

    Otoño en la Dehesa del Camarate (Lugros)

    Otoño en la Dehesa del Camarate (Lugros)

  • Y para terminar, una experiencia única… ¿te imaginas sobrevolar toda la comarca y descubrir estos paisajes únicos desde las alturas? Hay varias empresas que ofertan vuelos en globo por la comarca para peques de a partir de 6 años.

    Imagen de Globentosur

    Imagen de Globentosur

¿Habéis probado alguna de estas experiencias? ¿Nos las recomendáis?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *