ConPeques

Los pueblos blancos con niños

La ruta de los pueblos blancos es uno de los atractivos turísticos más valorados de Andalucía. Este destino aúna preciosos pueblos encalados que se desparraman por un entorno natural impresionante, que es la Sierra de Grazalema, y que ofrecen una gastronomía suculenta. Es una escapada perfecta para unos días de turismo rural: paseos por callejuelas pintorescas y excursiones por los bosques de la sierra. ¿Y si vamos con peques? En mi búsqueda previa al viaje no encontré mucha información sobre planes específicos para recorrer los pueblos blancos con niños, sin embargo, no por eso deja de ser un destino perfecto para disfrutarlo en familia.

Pueblos blancos con niños

¿Cómo preparar nuestra ruta por los pueblos blancos con niños? Nosotros elegimos los que más nos atraían tanto por su estética como por su entorno natural y diseñamos un itinerario pensando -como siempre- en las actividades que podíamos hacer con ellas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que se trata pueblos enclavados en la sierra, con empinadas cuestas, donde el atractivo más destacado es pasear por esas callejuelas tan bonitas. Por tanto, quizás no sea el plan ideal para los peques, y por eso nosotros les buscamos alternativas.

pueblos blancos con niños

Embalse de Zahara-El Gastor en primavera

Consultando las ofertas turísticas de la zona, lo que más se vende es el turismo rural y las actividades en la naturaleza como espeleología, senderismo, barranquismo, piragüismo, parapente y ala delta, escalada o rutas a caballo, propuestas casi todas ellas que con niños muy pequeños no son posibles. Hay que tener en cuenta, además, que algunas rutas de senderismo requieren de autorización previa (que se solicitan en las oficinas de Información y los Centros de Visitantes).

pueblos blancos con niños

Sendero El Bosque-Benamahoma con niños

Nuestra ruta por los pueblos blancos nos llevó por Setenil de las Bodegas, Zahara de la Sierra, la Vía verde de la Sierra, El Bosque y Benamahona. Seguramente nos quedaron pueblos preciosos por descubrir como Grazalema o Arcos de la Frontera -por donde pasamos y quedamos maravillados por su perfil-, pero como siempre hay que elegir y estos fueron nuestros planes estrella con niños:

Paseo por Setenil con cuaderno de dibujo bajo el brazo.

pueblos blancos con niños

Setenil de las Bodegas

Si los papis íbamos con nuestra cámara de fotos, las niñas prefirieron llevar su libreta de los viajes y sus colores para inmortalizar lo que más les llamaba la atención del pueblo: el río, las flores y las casas enclavadas en la roca.

Dibujando Setenil de las Bodegas

Paseo en bici por el embalse de Zahara- El Gastor.

Pueblos blancos con niños

Paseo en bici por el embalse de Zahara

Junto al pantano transcurre un sendero que se puede recorrer a pie o en bicicleta, que se inicia a 4 kilómetros de Zahara de la Sierra (junto al desvío hacia “la Playita”) y llega hasta el mismo pueblo. Nosotros no completamos el camino, porque empezó a picar el sol, no había nada de sombra y preferimos volver, pero es una buena manera de conocer el pantano

En bici por el embalse de Zahara

También es posible contratar actividades acuáticas de piragüismo y alquiler de kayaks por la zona. Y en verano, no os podéis perder el área recreativa municipal Arroyomolinos y su Playita, donde darse un chapuzón en esta playa artificial formada por el agua del río que riega el embalse y disfrutar de las actividades que se organizan en la zona (tirolinas, senderismo, etc.)

Subida al castillo de Zahara de la Sierra.

Es una subida empinada pero al llegar es posible entrar a los restos de la antigua fortaleza musulmana y revivir un poco de nuestra historia mientras se contemplan las preciosas vistas del embalse, el pueblo y el parque natural.

Paseo en bici por la Vía Verde de la Sierra.

La actividad estrella de nuestra escapada fue el paseo en bici por la vía verde de la Sierra, una antigua vía de tren que nunca llegó a utilizarse y que ha sido recuperada como sendero para recorrerlo a pie, a caballo o en bicicleta. Es posible alquilar por horas o días bicicletas, tandem, carritos para niños e incluso cuatricletas en las estaciones de Olvera, Coripe y Puerto Serrano.

Pueblos Blancos

Vía Verde de la Sierra

Además, se han aprovechado las instalaciones existentes -como las estaciones y almacenes- para convertirlos en restaurantes, hoteles, alojamientos rurales o cantinas, de forma que puedes recorrer sus 36’5 km pasando por 4 viaductos y 30 túneles y parando a descansar de cualquiera de las 5 estaciones rehabilitadas.

Vía Verde de la Sierra en bicicleta

La vía verde transita entre las provincias de Cádiz y Sevilla desde Puerto Serrano a Olvera, recorriendo zonas de gran belleza natural como el Chaparro de la Vega, una imponente encina centenaria, o el Peñón de Zaframagón, reserva natural que se ha convertido en la mayor colonia de buitres leonados de Andalucía. Es muy interesante visitar el Centro de Interpretación y Observatorio ornitológico, donde se pueden ver los buitres en sus nidos a través de cámaras en directo, así como vídeos grabados de otros años que sirven para explicar cómo viven y crían.

Pueblos blancos con niños

Bajo el imponente Chaparro de la Vega (by Photoraised)

Es, además, muy divertido atravesar los túneles con linternas. Algunos, los más largos, tienen iluminación pero otros no. y constituyen un aliciente más en el paseo.

Es un plan perfecto para pasar un día. Podéis llevar comida y parar en alguna de las áreas recreativas con mesas de picnic que encontraréis a lo largo del camino, o bien parar a comer en los restaurantes o cantinas que hay a lo largo de la vía verde.

Nosotros no hicimos el recorrido completo, porque eran demasiados kilómetros. Salimos de la estación de Coripe, donde habíamos pernoctado con la autocaravana, y que se encuentra a mitad de camino y salimos en dirección a Olvera. Pasamos por el Peñón de Zaframagón, vimos los buitres, pasamos por varios túneles, un acueducto y una granja y nos volvimos. Aunque el recorrido es bastante plano, conviene hacer la ida en dirección a Olvera, que es en ligera subida, de modo que la vuelta pasa mucho más rápido, porque es casi todo bajada.

Excursión de El Bosque a Benamahoma por el río Majaceite

Me habían recomendado esta excursión en cuanto comenté que íbamos a ir a los pueblos blancos, así que era uno de nuestros planes obligados. Y nos encantó. Se trata de un precioso recorrido por un sendero que transcurre junto al río Majaceite entre las localidades de El Bosque y Benamahoma. El recorrido es de 5 km (ida) y es relativamente fácil. Sin embargo, la presencia de escalones y algunas cuestas puede hacer que los más peques se cansen. Por eso mismo, no es recomendable hacerla con carrito, sino con mochilas.

Pueblos blancos con niños

Escaleras en el sendero del río Majaceite

De nuevo es recomendable hacer la ruta de ida en sentido Benamahoma, para hacer la subida al principio y que así la vuelta sea más ligera.

Sendero de EL Bosque a Benamahoma

El único punto negativo es que, al ser tan bonito y asequible para familias, es una ruta muy concurrida. En las partes más cercanas a ambos pueblos hay explanadas donde hacer picnic y bañarse en las pozas que se forman en el río. En verano tiene que ser complicado encontrar un hueco para darse un chapuzón, pues es muy refrescante pasear entre los bosques de chopos, fresnos y olmos.

Sendero junto al río Majaceite

Además, es bonito pasear por los dos pueblos, de estilo serrano y bonitas casas encaladas, y comer en algunos de sus restaurantes.

Entre los atractivos de Benamahoma están el nacimiento del río y el Museo del Agua, donde se puede aprender sobre la importancia del agua en el mundo y en esta zona en particular, en la que se han desarrollado gran variedad de molinos y otros ingenios hidraúlicos.

Remate final en las playas de Cádiz

Nos costaba mucho irnos de la provincia con el tiempo tan estupendo que estaba haciendo sin hacer una parada en alguna de las maravillosas playas de Cádiz, en mi opinión, las mejores de Andalucía. De alguna forma, este era el premio final para nuestras niñas, que adoran la playa. Así que terminamos nuestra escapada en Zahara de los Atunes, un bonito pueblo marinero, que conserva parte de su encanto antiguo junto al nuevo aire que le dan las tiendas y bares de moda.

Puesta de sol en Zahara de los Atunes (by Photoraised)

Y con esta puesta de sol, nos despedimos de Cádiz, con ganas de volver y seguir descubriendo rincones tan bonitos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *