ConPeques

Tips para organizar una escapada a Londres con niños

Londres

El pasado mes de diciembre realizamos uno de los viajes más deseados por mis niñas -especialmente por la grande-: ¡una escapada a Londres! Básicamente quería ir por descubrir el universo Harry Potter, pero de paso conoceríamos, una de las capitales más visitadas de Europa. Y aunque para mí era mi cuarta visita (la segunda en el mismo año), sabía que iba a ver cosas que las otras veces no había visitado. Y es que el puesto de mayor fan de Harry Potter en casa está disputado 😉

Londres con niños

Maqueta de Hogwarts en Londres

Para nosotros, organizar un viaje es una actividad todo menos improvisada. Solemos empezar a hacerlo -al menos- con 6 meses de antelación y, como es algo que nos entretiene, solemos buscar y comparar bastante antes de decidirnos. La ventaja de esto, además de que se suelen encontrar mejores precios y alojamientos, es que vamos repartiendo los gastos en varios meses y no se acumula todo en el mismo momento.

Londres con niños

En primer lugar, lo primero que hacemos es buscar los vuelos. Una vez que tengamos claras las fechas del viaje, comienza la búsqueda con ventanas de incógnito entre las diferentes compañías y desde un par de aeropuertos para encontrar la oferta más conveniente que aúne buen precio con horario decente. En verano, que viajaba sola, me busqué un vuelo muy barato desde Málaga que salía a las 2 de la mañana, pero si viajas con niños, evidentemente tienes que pensar en que el horario no sea tan terrible. Por suerte, a Londres hay mucha variedad de precios y horarios. Lo importante es intentar comprarlos con tiempo.

Londres con niños

Nuestro hogar en Londres, con parque y granja

Nuestro segundo objetivo es el alojamiento. Siendo familia numerosa, tendemos a preferir apartamentos o casas a los hoteles, pero esto es cuestión de gustos. Para familias de 4 es fácil encontrar ofertas. El problema surge cuando somos 5 y no hay tanta variedad ni disponibilidad de habitaciones. Además, en este caso, no viajábamos 5 sino 10, puesto que íbamos con otra familia numerosa 🙂 Así que más motivo para quedarnos en una casa. Aunque solemos buscar en varias plataformas, al final para esta escapada a Londres nos quedamos con esta casa de Tripadvisor. A la hora de buscar alojamiento, yo recomendaría que este estuviera en zona céntrica (zona 1 y parte de la 2 ) para evitar perder mucho tiempo en los desplazamientos o incluso poder ir andando a algún destino de vez en cuando. Si pasas a la zona 3, además de la lejanía, vas a tener que pagar más en el transporte, por lo que hay que echar cuentas para ver si compensa. Nuestra casa, de tres plantas, era para 10 personas y estaba muy cerca de la estación de Vauxhall, junto a un parque con granja incluida, que estaba genial para ir con peques.

Autobús en Londres

Transporte en Londres

Una vez cubiertas las necesidades mínimas, pasamos a la tercera cosa importante: el transporte. Reconozco que casi me vuelvo loca estudiando las formas de moverse por Londres, las tarjetas, las Oyster… uff. Estas fueron nuestras conclusiones:

  • Los billetes sencillos son muy caros y no se pueden comprar en los autobuses, a menos que tengas una tarjeta contactless.
  • Hay dos tipos de tarjetas de transporte, que sirven para metro y autobuses: la Travelcard, que incluye descuentos para algunos monumentos y atracciones; y la Oyster, que incluye el transporte urbano fluvial.
  • Los menores de 11 años viajan gratis y sin necesidad de billete (por lo que hay que entrar con ellos al metro por el acceso de minuválidos).
  • Hay un límite (cap) diario de gasto en transporte, por lo que nunca te van a cobrar más de ese precio fijo diario, que depende de las zonas en las que te muevas.
  • Después de estudiar las tarifas, creemos que la mejor opción para una escapada a Londres de 4 o 6 días, es comprar una tarjeta Oyster, que se compran y se recargan en las máquinas de las estaciones de metro o, mejor aún si tenéis, usar una tarjeta contactless, con la que vas a pagar el mismo precio sin necesidad de recargar, por lo que es más cómoda.
  • El traslado del aeropuerto de Gatwick se puede hacer de varias maneras. La más barata es el autobús, aunque puedes echar más de una hora en llegar a Victoria Station. La más cara sería el taxi, y luego el Gatwick Express, un tren rápido que te lleva a Victoria Station en media hora. Una solución intermedia es comprar un billete de tren de cercanías que te lleva a las diferentes estaciones de la ciudad. Por la ubicación de nuestra casa, nosotros compramos los billetes en Southern, que nos llevaba a la estación más cercana a un precio de 12 libras (2 libras los niños).
Rascacielos the Sharda

Vistas desde The Shard

La última fase de la preparación de nuestra escapada a Londres fue la organización de los días y las visitas que íbamos a realizar. Aquí cada familia deberá decidir qué quiere ver dependiendo de los días de estancia, la época del año o la edad de sus peques. Esa información la dejaré para otro post pero sí es importante tener en cuenta que algunas entradas hay que sacarlas con antelación si queremos asegurarnos de poder entrar. Esto pasa con el Harry Potter Studios, el rascacielos The Shard, el más alto de Europa occidental, exposiciones temporales como las de la British Library, o entradas para eventos, como teatros o musicales. Además, en algunas ocasiones se encuentran descuentos con la venta anticipada. En la mayoría de sitios suele haber entradas combinadas para familias (2+2 o 3+1) que salen más económicas.

Londres con niños

Musicales en el West End de Londres

Por último, es muy recomendable estudiar la ropa que se va a llevar. Parece una obviedad, pero hay que tener en cuenta que en Londres suele llover bastante. Y si a esto le sumas ir en diciembre -como fuimos nosotros- hay que llevar preferiblemente ropa de abrigo e impermeable, para evitar el frío y la humedad: gorros, guantes, ropa térmica, chaquetas y botas. Ya conocéis el proverbio noruego que dice que “no hay mal tiempo, sino ropa inadecuada”. Nosotros tuvimos suerte y solo nos llovió un día (y solo por la mañana) pero el día que nos íbamos empezó a caer una nevada que horas después canceló salidas de vuelos a toda Europa. Por eso sacamos todo el arsenal de la ropa que llevamos a nuestro viaje a Laponia y no pasamos nada de frío.

Paseos por Cándem junto al canal (bien abrigados)

Para finalizar, como cada vez que preparamos un viaje, solemos intentar motivar e implicar a las niñas en su preparación. Para ello vienen muy bien las guías especiales para niños así como ver películas que estén ambientadas en esta ciudad para que luego reconozcan los sitios que visitamos: El Big Ben es un clásico que sale desde Peter Pan a los Minions, donde también se reconocen Trafalgar Square y el Buckingham Palace. Por supuesto, para los fans de Harry Potter no puede faltar la visita a la estación de King Cross, entre otros sitios. Y, por último, Mary Poppins, donde se puede admirar Saint Paul’s Cathedral, Portobello Road, el Banco de Inglaterra o el Hyde Park.

Espero que os sirvan de ayuda estos consejos para preparar una escapada a Londres con niños, ¿se os ocurre alguno más?

4 Comentarios

  1. Fran

    Un post buenísimo. No sabes las ganas quee dan de ir y de preparar el viaje. Las fotos son muy buenas.

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias, Fran! Ojalá pronto podáis organizar una escapada para allá. Un beso!

      Responder
  2. Andrea

    Me encanta tu post MMar.
    Tenemos pensado viajar a Londres en verano con nuestras niñas (6 y 1 año).
    Algún consejo o sugerencia??

    Responder
  3. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

    Hola Andrea,
    Con niñas de esa edad, os recomiendo disfrutar de los parques: Hyde Park, el Regent’s, Primrose Hill ( donde podréis además disfrutar del atardecer) o el Battersea… depende de la zona por la que os mováis. Todos tienen muchas zonas verdes y de columpios diferentes.. También son imprescindibles el Museo de Historia Natural y el de Ciencias, que es muy interactivo. Les puede gustar también un paseo por el río, desde donde disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad.
    En el Museo Británico tienen unos cuadernos para niños (en inglés) con recorridos temáticos para ir buscando cuadros u objetos por diferentes salas. Es una forma divertida de recorrer algunas de las salas del museo.
    De todas formas, seguramente publique otro post con información de este tipo 🙂

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *