ConPeques

Siguiendo las huellas de Harry Potter en Londres

Lo mejor que le puede pasar a una madre friki es que, al menos una de sus hijas, lo sea también. Y eso es lo que nos pasa con Harry Potter, que me enganchó al final de mi adolescencia y he logrado que les encante también a mis hijas, especialmente a Irene. Así que puedo confesar que la gran motivación de nuestro último viaje a Reino Unido fue seguir las huellas de Harry Potter en Londres.

Desde el principio este fue el objetivo principal. Todo lo demás -museos, parques, edificios importantes, el río, la noria…- estaba bien, pero el highligt, era Harry Potter. Así que esto había que tenerlo en cuenta a la hora de preparar el itinerario ¡y comprar las entradas! Y por supuesto, durante las semanas previas nos volvimos a ver todas las películas de la saga para no dejar ningún detalle fuera.

Muchos de los espacios utilizados en el rodaje de las películas fueron creados en los Warner Bros Studios, sin embargo, la mayoría de la primera película y muchos exteriores de las siguientes, se pueden encontrar por Londres. De los sitios que salían en las películas y que no se alejaban demasiado del centro, elegimos estos 10 lugares que nos transportarían a las películas y los libros de Harry Potter en Londres y que os he marcado en este mapa:

  1. Leadenhall Market es el callejón Diagón. Este precioso mercado victoriano situado en plena City londinense bien merece una visita. En él se inspiró el callejón Diagón e incluso se utilizó para el rodaje de la primera película, antes de construirlo en los estudios. A la hora de la salida del trabajo, sus tabernas se llenan de ejecutivos tomando cerveza antes de volver a casa.

    El Leadenhall Market inspiró el Callejón Diagón

  2. La estación de King´s Cross y el andén 9 y 3/4. Como no podía ser de otra manera, la estación de King’s Cross ha rendido homenaje a la famosa saga creando su propio andén 9 3/4 donde poder echarse fotos. Junto a este, hay una tienda de merchandising, donde podrás llevarte algún recuerdo como varitas, llaveros, bufandas, ranas de chocolate o grageas Bertie Bott de todos los sabores. Aunque allí te hacen la fotos prestándote una bufanda de tu casa favorita, no es obligatorio comprarla y, de hecho, no hay inconveniente en hacértela tú mismo y llevarte ese recuerdo empujando un carro con maletas a punto de traspasar el andén.

    Foto clásica cruzando en Andén 9 3/4

  3. Estación de St. Pancras. Aunque en los libros de J. K Rowling solo se menciona la estación de King’s Cross, lo cierto es que en la película de Harry Potter y la cámara de los secretos, cuando Harry y Ron no pueden entrar al andén 9 3/4 y deciden coger el coche volador del señor Weasley, sobrevuelan la estación internacional de St. Pancrass con su reconocible fachada neogótica, que está aldo de la King’s Cross.
  4. Millenium Bridge. Aunque son varios los puentes que Londres que se pueden ver en las películas, quizás el más llamativo sea el Millenium Bridge (Puente del Milenio), que los mortífagos hacen volar por los aires al comienzo de la segunda parte de Las reliquias de la muerte. Se trata de un puente peatonal inaugurado en 1995 y que llega a la catedral de S. Paul, por lo que seguramente pasemos cerca de él en nuestros paseos por la ciudad.
  5. Reptiliario del Zoo de Londres. Aunque no seamos muy amantes de los zoos, uno de los grandes momentos de la primera novela (y película) de la saga es cuando Harry y su primo Dudley van al zoo y este acaba dentro de uno de los recintos de la peligrosa boa constrictor de Brasil, después de que el joven mago descubriera que era capaz de hablar con las serpientes y la liberara “como por arte de magia”.
  6. Picadilly Circus. El centro neurálgico de Londres y referente turístico de la ciudad es el lugar que elige Hermione para huir de los mortífagos que se colaron violentamente en la boda del hermano de Ron.
  7. Estación de metro de Westminster. Esta estación es la que aparece cuando Harry es acompañado por el señor Weasley al Ministerio de Magia.
  8. El Banco de Gringots se inspira en la primera película en la Embajada de Australia y se rodó en su interior. No se puede acceder a ella sin los permisos correspondientes, pero se puede ver por fuera. La dirección es Australia House, Strand, WC2B 4LA.

    La Embajada de Australia en Londres inspiró el Banco de Gringots

  9. Exposición de Harry Potter en la British Library: Harry Potter, a history of Magic. La exposición recoge documentación sobre las obras de J K Rowling, los libros en los que se inspiró, ilustraciones originales, así como ejemplares reales de obras históricas sobre alquimia, magia y seres maravillosos. Aunque fuera una exposición temporal, se puesw ver en su entrada un banco con forma de libro con cadenas, como los que aparecían en la biblioteca de Hogwarts.
  10. Estudios Warner Bros de Harry Potter. El plato fuerte para quienes quieren hacer la ruta de Harry Potter en Londres es la visita a los estudios donde se grabaron la mayor parte de las escenas de la saga, ubicados en Leavesden, a unos 30 km de Londres. Allí vivieron y estudiaron los protagonistas de las películas mientras duró el rodaje de estas. La entrada debe ser comprada con cierta antelación y te la dan para una hora concreta. Yo os aconsejo que calculéis al menos 3 o 4 horas para la visita, porque se va tiempo paseando y observando con detalle los decorados y escuchando la audioguía. Se pueden contratar excursiones desde Londres o ir por tu cuenta en transporte público (aunque se tarda más, es más barato) o, como hicimos nosotros, alquilando un coche, que aprovechamos para ir a Oxford y a los estudios en el mismo día.

    Londres con niños

    Maqueta de Hogwarts en los Warner Bross Harry Potter Studios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.