ConPeques

Nuestra ruta por Bretaña en autocaravana

Pernocta en Huelgoat

Este verano en nuestra ruta en autocaravana hemos recorrido la parte occidental de Francia para completar nuestro particular Tour de Francia hecho en dos fases. Y tras nuestra breve parada en las Landas para disfrutar de nuevo en la Duna de Pilat, nos dirigimos a nuestro plato fuerte del viaje: Bretaña en autocaravana.

Era nuestra segunda vez en esta región de Francia. Nuestro primer viaje a Bretaña en autocaravana fue en 2006, sin niñas y con una pareja de amigos. Ya aquel viaje nos enamoró y teníamos claro que volveríamos y trece años después lo hemos conseguido. Al ser nuestra segunda vez en este destino, hemos tratado de hacer una ruta diferente de la de la primera vez y es por ello que algunos de los destinos más típicos los hemos evitado y nos hemos decidido por zonas que no conocíamos. Aunque para empezar ya os digo que volvería una tercera vez para descubrir otras zonas que se nos han quedado pendientes.

Habitación con vistas en Point du Raz

En este viaje hemos combinado paradas para pernoctar en camping, en áreas de autocaravana y, sobre todo, en aparcamientos que encontrábamos en las aplicaciones específicas para camper y autocaravanas. La verdad es que es fácil encontrar sitios para pernoctar, sobre todo si hacéis turismo rural. Casi todos los pueblos tienen zonas de aparcamiento -muchas veces en la mismísima plaza de la iglesia- y solo hay que tener en cuenta el día de mercado para no encontrarse un madrugón inesperado a la mañana siguiente.

  • Parada 1: Aparcamiento en Carnac. Dejamos la autocaravana en un aparcamiento rodeado de árboles entre los alineamientos de Kermario y los de Carcac, a un paseo de ambos y de las rutas de los dólmenes. Es impresionante encontrarse ante esos alineamientos de menhires: centenares de rocas alineadas desde hace miles de años. Desde allí nos acercamos también al pueblo, donde encontramos un mercado noctuno con productos de artesanía locales amenizado con música y bailes tradicionales. No podemos empezar mejor nuestra ruta.
  • Parada 2: Le Pouldu. Camping Les Embruns.  Decidimos tomarnos unos días de relax en esta tranquila zona del Finisterre bretón.  Nos lo tomamos con calma por una vez y cambiamos nuestra costumbre de ir a día por destino por la de pararnos a disfrutar de una zona durante 3 o 4 días. Y acierto total, la verdad. Nos sirven estos días para desconectar totalmente: aprovechamos las instalaciones del camping, que encantan a las niñas (piscina con toboganes, columpios); damos paseo en bici, bajamos a las playas entre dunas (en algunas de las cuales podemos ir también con Bast); recorremos el sendero costero hasta el coqueto puerto de  Doëlan. Es una preciosa zona que inspiró a los pintores de la Escuela de Pont Aven, como Gauguin… ¡y con razón!
    camping de Bretaña

    Atardecer en Le Pouldu

    camping de Bretaña

    Cala en sendero costero hacia Doëlan

  • Parada 3: Aparcamiento en Quimper. Al tratarse de una ciudad, buscamos un aparcamiento a las afueras, junto a un bosque con columpios donde poder jugar con las niñas y pasear con nuestra perra Bast. Desde allí nos damos un paseo por el precioso centro histórico de la ciudad, que conserva antiguas casas con entramados de madera y nos ofrece un centro peatonal muy agradable para pasear, junto a los canales y puentes llenos del flores del río Odet, sentarse a tomar crêpes y galettes en las plazas del centro y hacer compritas por las tiendas del casco antiguo.

    Canales de Quimper

    Río y catedral de Quimper

  • Parada 4: Aparcamiento natural en Point du Raz: Encontramos un sitio donde pernoctar en plena naturaleza, junto a los acantilados con unas vistas impresionantes al mar, el mar que llaman Céltico, pero que no es más que una extensión del océano Atlántico. Es un sitio ideal para coger el sendero costero (el mismo que pasaba por Le Pouldu y que recorre toda la costa francesa) y recorrerlo hasta la Point du Raz, pasando por calas donde incluso pudimos ver a una foca juguetona que estuvo mucho rato pendiente de nosotros (¡y nosotros de ella!), saliendo y entrando del agua para buscarnos.

    Point du Raz

    Sendero costero a la Point du Raz

  • Parada 5. Aparcamiento y área de ACs en Huelgoat. Nos adentramos en el Parque Natural de la región de la Armórica, para ver dos lugares con encanto: el recinto parroquial de Pleyben y el bosque de Huelgoat, un frondoso bosque lleno de enormes rocas -llamadas «caos»-, que según cuenta la leyenda, fueron tiradas por el gigante Gargantúa en venganza por la falta de generosidad de los habitantes del pueblo, que no le dieron de comer. En cualquier caso, es un lugar impresionante y lleno de magia, donde se pueden hacer varias rutas de distinta dificultad. Como en la mayor parte de nuestra ruta por Bretaña en autocaravana encontramos un buen sitio para pernoctar junto a un lago y cerca de columpios. Sin embargo, en este pueblo había también un área de autocaravanas a las afueras, junto al cámping municipal. Aquí nos quedamos un par de días porque tuvimos que pasar por el taller para cambiar la batería de la autocaravana, que estaba defectuosa.

    Caos de Huelgoat

    Bosque de Huelgoat

  • Parada 6. Perros-Guirec. Camping Le RanolienVarias personas nos habían recomendado visitar la costa de granito rosa, en el departamento de la Côte d’Armor… ¡y con razón! Es un paraje natural precioso, donde las rocas de la costa son de granito rosa, lo que les da un aspecto muy particular, que es especialmente bonito al atardecer. En algunos momentos parece un escenario de cartón piedra… pero no. Es real. Llegamos en fin de semana y descubrimos que es una zona bastante más turística que todo lo que habíamos visto en el resto de Bretaña. Y eso se traduce en barreras de limitación de altura en la mayoría de los aparcamientos. Por eso decidimos buscar un camping sobre la marcha y encontramos el cámping Le Ranolien, un complejo de 5 estrellas, con restaurantes, piscinas con parque acuático, piscina climatizada, instalaciones deportivas y varias zonas de juegos. Es incluso demasiado para nosotros jajaja, pues parecía un parque temático, aunque os puedo asegurar que a las niñas les encantó. Y la ubicación era genial, junto a los senderos costeros de la costa de granito. Desde allí hicimos un par de excursiones: una a la playa de Trestaou en Perros-Guirec, donde comimos y pasamos una tarde estupenda jugando en esas playas de arena fina y otra hacia Ploumanac’h, un coqueto pueblo con faro donde el atardecer es un regalo de la naturaleza.

    Vista área del faro de Ploumanac´h

    Costa de granito rosa

  • Parada 7. Aparcamiento de día en Dinan. Llegamos a Dinan, donde solamente aparcamos porque preferimos continuar nuestra ruta. Solo echamos el día allí. y la verdad es que con un día es suficiente para ver el centro histórico y bajar al río La Lance, navegable, de donde salen rutas en barco y hay tramos de vía verde para ir en bici. De hecho, gracias al río, la ciudad es convirtió en un rico centro comercial en la Edad Media. Y eso se ve en las casas y el barrio de los mercaderes.
  • Parada 8. Área de autocaravanas en Fougères. Aparcamos en el área de autocaravanas de Fougères, en la parte baja de la ciudad y muy cerca del Castillo. Tiene también un sendero cerca de un lago, que viene guay para pasear con el perro. La visita a esta ciudad la asociaremos a dos cosas: nuestra segunda visita a un taller francés porque se nos reventó una rueda y la ola de calor que nos pilló allí y que nos dejó totalmente descolocados. Para visitar la ciudad optamos por coger un trenecito y así evitar el paseo bajo el calor (ya la tarde-noche anterior habíamos recorrido parte del centro).Fougères

    Castillo de Fougères

  • Parada extra: Aparcamiento en Mont Saint Michel. El Monte Saint Michel, que pertenece realmente a Normandía, ha estado disputado por las dos regiones a lo largo de la historia, ya que se encuentra justo en el límite de ambas, marcado por el río Couesnon. Es una parada obligatoria en cada ruta por Bretaña, pues se encuentra muy cerca de algunos de los destinos más concurridos de la región, como Saint Maló o la capital, Rennes. Es un lugar especial, un destino turístico que puede estar masificado en algunas ocasiones, pero que aún así merece la pena. Si no vais a entrar en la abadía, os recomiendo visitarlo al atardecer, cuando esta ya ha cerrado y ya hay menos gente. Nosotros fuimos la primera tarde en bici para verlo al atardecer y volvimos a la mañana siguiente para hacer la visita completa.

    Mont Saint Michel al atardecer

Y este ha sido nuestro recorrido de 2019. Faltan otros destinos imprescindibles que ya visitamos en 2006, como la península de Quiberón, el castillo de Josselin, el bosque de Breoceliande con todas las leyendas artúricas, Vitré, Saint-Maló, Cancale o la capital, Rennes, así como otros que nos quedan pendientes para nuestro tercer viaje. ¿Alguno más que nos recomendéis para la próxima?

6 Comentarios

  1. Florecilla

    Qué viaje más bonito! Para la próxima vez, os queda ir a Saint-Malo, al Cap Fréhel subiendo al faro y al castillo de Fort La Latte. Y también echar el día en la isla de Bréhat que se puede recoger andando en un día…

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      ¡Muchas gracias! Saint-Maló sí que lo vimos en 2006 y nos gustó mucho. Pero es que creo que hay tantos sitios por descubrir en Bretaña que tendremos que volver 🙂

      Responder
  2. Marcelino

    Como siempre, quedo encantado con el relato y deseando volver por esos lugares maravillosos que nos revelas!
    Gracias por compartir tus vivencias!
    Las fotos son espectaculares!

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      ¡Gracias! Las fotos son mérito de Iván, pero eso ya lo sabéis 🙂

      Responder
  3. Laura

    Supongo que no te llegará , como otros , pero no me resisto a leerte , a ver esas magníficas fotos y no escribirlo

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      ¡Sí que ha llegado! Muchas gracias 🙂

      Responder

Responder a Marcelino Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.