ConPeques

Maravillas de Andalucía

Oda por el Día de Andalucía

Maravillas de Andalucía

Oda por el Día de Andalucía

Me siento orgullosa de Andalucía, donde he nacido, donde me he criado, donde he formado una familia y donde he elegido vivir. Me siento orgullosa del acento andaluz, de sus gentes, de su cultura, de su arte, de su historia y su legado. Me encanta viajar, conocer mundo y me alegra haber podido vivir en otros sitios pero me gusta volver y sentirme parte de esta región, a veces tan olvidada, castigada o marginada, pero que tiene tanto que ofrecer.

Granada

Hoy es el día de Andalucía y aunque las circunstancias hagan que no podamos viajar, podemos hacer un viaje en la memoria, recordando aquellos lugares donde hemos estado, donde hemos compartido momentos con amigos y con la familia, con la autocaravana, invadiendo casas ajenas, de escapada en pareja, con una, con tres niñas o con niñas y perra, según nuestra situación familiar ha ido cambiando a lo largo de los años.

Raquetas de nieve en Sierra Nevada

Hoy os regalo un viaje por Andalucía pero también un viaje por mi memoria, con todas las ganas del mundo de volver a recorrerla, a disfrutarla, a seguir conociéndola y, sobre todo, a volver a compartirla con tanta gente a la que echo de menos.

Huelva

Matalascañas

Huelva me trae recuerdos de un viaje con una Irene de año y medio y un embarazo gemelar ya avanzado en cuyas playas decidimos los nombres de Alba y Aitana. También una entrevista de trabajo de Iván en la capital, nuestra última escapada en pareja al parador de Mazagón y una singular y divertida despedida de soltera en autocaravana que bautizamos como «Girls Spring Trip«.

Doñana

De Huelva me quedo con sus playas y Doñana pero también con su deliciosa gastronomía. Creo que tanto Iván como yo todavía salivamos al recordar el arroz que nos tomamos en aquella escapada.

Sevilla

Giralda

Para mí Sevilla son nuestros amigos Nefer y Toshio, maravillosos anfitriones que nos han acogido innumerables veces, que nos han llevado de bares por encima de nuestras posibilidades, que nos han hecho de estupendos guías por su ciudad y que nos han dado más calor que la propia ciudad en verano.

Las Setas de Sevilla

Sevilla es también la ciudad de mis primeras competiciones a nivel andaluz, es la EXPO-92 con mis padres y mis tíos, es la familia de mi abuela cuando yo era pequeña, es una escapada con Vittoria y Giuseppe hace ya demasiado tiempo, es Isla Mágica con mis alumnos a final de curso y, finalmente, también con mis hijas.

Córdoba

Patio de Córdoba

Creo que es la provincia que menos conocemos. La primera vez que fui a la Córdoba fue con unas erasmus alemanas que conocí en la facultad, de las que una de ellas se convirtió en una gran amiga desde aquel año.

Córdoba con niños

Jugando en la Ciudad de los Niños, Córdoba

Luego he vuelto con las niñas y la he visto con otros ojos, buscando los planes con peques de la ciudad.

Cádiz

Baelo Claudia, Playa Bolonia, Cádiz

Cádiz es un recorrido por sus playas en autocaravana, es una escapada precarnavalera que nos enseñó el encanto de la capital y el arte gaditano en el Teatro Falla, sus pueblos blancos, excursiones por El Bosque y rutas en bici por la Vía Verde de la Sierra.

Pueblos Blancos

Vía Verde de la Sierra

Cádiz es el atardecer que cada día arranca el aplauso de sus espectadores, las tortillitas de camarones, el atún rojo y el pescaíto frito.

Málaga

Playa del Cañuelo

Málaga por su cercanía ha estado muy presente en nuestras vidas: desde las competiciones de atletismo en Carranque (que ahora revivo con mi hija), las concentraciones en hoteles varios de Torremolinos al aeropuerto que nos acercaba a Europa y las visitas al IKEA. Recuerdo una escapada a casa de mi amiga María, que por entonces estudiaba allí y que nos enseñó la ciudad junto a mi malagueño favorito, nuestro amigo Guille, que nos enseñó la simplicidad de llamar a las cosas por su nombre en El Parque y La Tetería. Su preciosa boda en el Castillo de Santa Catalina es otro de los recuerdos que me trae esta ciudad, rebosante de vida cultural a la que miramos con cierta envidia desde Granada, a veces demasiado cerrada a los avances y los proyectos a medio y largo plazo. También eran memorables los cumples de George y Luisma aquellos días de verano en los que cada año iban apareciendo más criaturas en la fiesta.

Ronda

El resto de la provincia me trae otro tipo de recuerdos: las playas de Nerja, mi primer destino en Archidona, con su peculiar plaza Ochavada y sus ricos molletes, diferentes de los de su vecina más conocida, Antequera, con sus dólmenes y su Torcal, una increíble lección viviente de Historia y Geología; los pueblos de interior como los de la serranía de Ronda y el Caminito del Rey, nuestra última escapada con los abuelos.

Antequera con niños

Sendero del Torcal de Antequera

Jaén

Tan cercana y tan olvidada a veces, la capital la hemos visitado pocas veces. Cuando pienso en Jaén pienso en Cazorla, en mi primer viaje con mi querido Clio y mi primera vez en un cámping y, claro, en mi amiga Olga y en las excursiones por la sierra en cualquier época del año.

Ruta de la cerrada del Utrero, Cazorla

Pero también en la monumental Úbeda y la Baeza de Machado, rodeada de olivos y a la que escribió en múltiples ocasiones:

De la ciudad moruna

tras las murallas viejas,

yo contemplo la tarde silenciosa,

a solas con mi sombra y con mi pena.

El río va corriendo,

entre sombrías huertas

y grises olivares,

por los alegres campos de Baeza.

Antonio Machado en Baeza

Almería

Almería es el Cabo de Gata, es nuestro amigo Nacho, claro, que nos lo enseñó por primera vez. Allí hemos ido más de una vez como escapada en pareja pero también la primera vez que viajamos con Irene bebé y, por supuesto, con las niñas y con amigos. Es un sitio perfecto para escaparse, relajarse y disfrutar de sus maravillosas playas.

Playa de Aguamarga

La ciudad también nos ha acogido en varias ocasiones, con amigos variopintos que han ido pasando por allí:  y que nos han enseñado desde sus playas a la Alcazaba, desde su centro histórico al más comercial y la zona de expansión, donde conocimos también el estadio de atletismo y jugamos en unos de los parques que más nos han gustado por la región, el Parque de las Familias.

Parque de las Familias, Almería

Y Granada, mi Granada.

Granada dicen que es todo un continente, que puede ofrecer todo tipo de paisajes a quien lo visite, desde las bad lands de Gorafe a las playas de la Costa Tropical, pasando por la estación de esquí de Sierra Nevada, la Alpujarra y el poniente granadino, que esconde pueblos tan bonitos como Loja o Montefrío.

 

La Herradura desde Cerro Gordo

Desde la capital en apenas cuarenta minutos puedes llegar a la nieve o a la playa, pero también puedes hacer barranquismo en Río Verde o disfrutar de los senderos del Parque Nacional de Sierra Nevada o de la Sierra de Huétor, sin olvidar otros pueblos con encanto como Castril o los del Valle de Lecrín.

El Albaicín desde la Alhambra, Granada

La ciudad es mucho más que la Alhambra y el Albaicín, aunque solo por ver estas maravillas que son Patrimonio de la Humanidad ya merecería la pena la visita a la ciudad.

Patio de los Leones, Alhambra

Muchos son los visitantes que han dejado preciosas palabras sobre la ciudad. Hoy os dejo solo algunas:

«Todas las ciudades tienen su encanto, Granada el suyo y el de todas las demás», Antonio Machado.

«Si tuviéramos que visitar una sola ciudad en España, esa debería ser Granada», Ernest Hemingway

«Las lágrimas me subían a los ojos, y no eran lágrimas de pesar ni de alegría, eran de plenitud de vida silenciosa y oculta por estar en Granada», Miguel de Unamuno.

«Granada emociona hasta deshacer y fundir todos los sentidos», Henri Matisse.

Y aunque me quede con Granada, estoy deseando volver a recorrer los caminos que unen Andalucía para seguir descubriendo esta tierra nuestra que esconde tantos pequeños tesoros.

8 Comentarios

  1. Laura

    Papá con la lágrima puesta, yo con un nudo que casi me ahoga. Así te leemos. Qué suerte hemos tenido!

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Ains, ¡qué bonitos sois! Suerte la mía de teneros <3

      Responder
  2. Marcelino

    Me encanta leerte!!
    Haces que tu relato nos acerque a todos esos lugares que tantas veces hemos disfrutado y que ahora nos parecen tan lejanos. Nosotros también estamos deseando volver a recorrer esos caminos.
    Que pronto podamos realizar esos y muchos más recorridos!!!

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Gracias. Es bonito recordar esos momentos pero sobre todo soñar con los que están por venir.

      Responder
  3. Alessandra

    Bellissimo viaggio nella tua memoria e nella «nostra» Andalusia!Grazie🥰¡Besotes!

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Grazie, cara. Lo sai cosa ho pensato? Mi mancano storie con te fuori Granada (tranne la Sardegna). Bisognerebbe costruire nuove memorie con voi. Penseremo a qualcosa 🙂

      Responder
  4. Iván

    Gracias por regalarme este paseo por nuestra comunidad y nuestras vivencias . En estos tiempos que vivimos, viajar aunque sea con la imaginación o los recuerdos recarga las pilas para seguir luchando. Te quiero.

    Responder
    1. MMar Conpeques (Publicaciones Autor)

      Para mí ha sido un regalo volver a ver fotos, recordar viejos viajes y soñar con otros nuevos. Esperemos que pronto.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.